Cuarentena por coronavirus: tres minutos para pasear por un jardín de esculturas



Si hay algo difícil de reemplazar en tiempos de cuarentena por coronavirus -por lo menos en el campo del arte- es la experiencia en tres dimensiones que ofrece una escultura. ¿Es lo mismo en pantalla? La verdad que no.

Pero cuando todo esto arrancó el jardín del Museo Larreta, en el barrio de Belgrano, tenía lista una muestra de esculturas en el jardín. ¿Para que las viera nadie? Algo había que hacer y algo se hizo: una visita guiada virtual. Dura casi tres minutos -ya dijimos que no es lo mismo- y funciona como invitación: vale la pena meter la nariz en ese jardín y anotarse la cita para cuando se pueda entrar. Verán una jaula, como de pájaro, pero con una escalerita para llegar e irse, un trabajo de la consagrada Marie Orensanz y -puede ser emocionante- una obra que cose, repara, las heridas de la tierra.

Este año se cumple la 22ª edición de Esculturas en el jardín, un ciclo ya clásico en el Museo. Busca distintas maneras de abordar la escultura desde una mirada contemporánea, con materiales diversos y en diálogo con la naturaleza. Ahora la curadora es la directora del Museo, Delfina Helguera.

Marcela Gásperi propuso una colorida escultura que se confunde con un juego de plaza para chicos.

Helguera sabe lo que quiere: diversidad. “Que haya distintas propuestas formales y que no todos los artistas sean súper conocidos”, explica a Clarín. 

Este ciclo ideado por Nelly Perazzo en los ’90, tuvo un gran recibimiento y a partir de esta iniciativa el jardín se convirtió en un espacio privilegiado para exponer obras de tres dimensiones.

Esta vez, cuenta Helguera en un texto que también se puede ver en la web, “hay un fuerte presencia de obras que hablan sobre la ecología y el medio-ambiente”.

Veinte artistas contemporáneos participan de esta edición: Pablo Ortiz con Nada es para siempre ubica en el palo borracho una jaula de bronce, con la puerta abierta y una escalera para subir o bajar. Nushi Muntaabski elaboró una gran cabeza con piezas de cerámica que mira al cielo. Natalia Abot cuelga de la magnolia una gran flor de metal blanco que sigue el movimiento del viento; Federico Roldán Vukonich y Carola Zech experimentan con una pantalla iridiscente; Eugenia Streb interviene la rama de un árbol con un bulbo verde tejido a mano y Valeria Budasoff cuelga lágrimas de hierro que van a oxidarse con el sol.

Marie Orensanz expone una obra alusiva al cuidado del planeta.

Mirá también

Desirée de Ridder ubica dos lechuzas entre el follaje; Mónica Canzio ideó formas de hierro rojo a partir de la naturaleza que lo rodea; Julia Farjat también ideó una escultura de chapa roja; María Silvia Corcuera hizo una obra “alunada”, con lunas como ojos; Marcela Gásperi propuso una colorida escultura que se confunde con un juego de plaza para chicos; Norma Siguelboim creó un prisma colorido y Gabriela Heras colgó trapecios en las palmeras.

Nushi Muntaabski elaboró una gran cabeza con piezas de cerámica que mira al cielo.

Por último, Juan Pablo Marturano creó unas montañas grises de granito tallado y Marie Orensanz expone una obra alusiva al cuidado del planeta: “Orensanz diseña una planta en aluminio y cala la fórmula del dióxido de carbono y el plomo que es perjudicial para la naturaleza”, escribe Helguera.

Por su parte, Oscar de Bueno elaboró un portal de hierro; María Guallar propone reparar las heridas de la tierra con madera y soga “cocida” a la tierra; banderas de colores que flamean son la obra de Paulina Webb; Luciano Garbati hizo una medusa triunfante y Claudia Aranovich hizo un bosque herido como un alegato para cuidar la flora.

Gabriela Heras colgó trapecios en las palmeras.

En Esculturas en el jardín 2020 también se muestra al público el trabajo detrás del montaje de esta exposición: al realizarse al aire libre debe tenerse en cuenta que la obra se pueda adaptar a las distintas cuestiones climáticas; a la exposición solar; al entorno y al impacto que pueda generar.

Podés visitarla acá.

Eugenia Streb interviene la rama de un árbol con un bulbo verde tejido a mano.

PC

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *