Cuarentena por coronavirus: la obra de arte que no quiso predecir la pandemia, pero…



En 2019 una obra ganó la Bienal de Arte de Venecia, la más relevante del mundo. Se llamó Sun & Sea (Sol y mar) y no era un cuadro sino una ópera-performance que presentaba el pabellón de Lituania. Se quedaron con el León de Oro. Vista hoy, la imagen de la obra parece una playa con distanciamiento social por el coronavirus​. Pero ojo.

En ella un coro de veraneantes canta: “Agotamiento, agotamiento… me gusta decirlo como si fuera una broma/ es como un mamut/ una criatura inexistente, extinguida/ los hay en las enciclopedias/ pero en la vida real/ no creo que llegue a conocerlos en vida”.

Matilde Sánchez, enviada de Clarín a la Bienal, la describió así:

“Todo transcurre en el pabellón de la Marina de Celestia, en un recodo veneciano entre los Giardini y el Arsenal, y es muy adecuado que esta ópera, que también trata sobre sobre el cambio climático, tenga su puesta allí, en la ciudad opulenta condenada a hundirse en la laguna del Adriático”.

En Palma de Mallorca. Un verano con poco contacto. /Reuters

La enviada recordaba las largas colas para entrar y después:

“Todo transcurre abajo, en una playa artificial que podría haber armado un intendente porteño. Luz casi solar y el añorado calor de trópico para un ocio que no conoce Lituania, una república báltica. En sus lonitas de rayas, solos, en pareja o en grupetes de amigos, una docena de veraneantes les canta a las cosas más cotidianas y triviales, el merecido descanso y el tacto oleoso del bronceador mientras se recuerdan las bahías visitadas, los mares en que han nadado”.

Mirá también

Eran 35 tonelada de arena para un puñado de turistas que “tomaban sol” o se ponían protector. Y cantaban. Canciones que iban de cuestiones intrascendentes a otras sobre los grandes problemas del mundo, en particular las catástrofes ambientales. 

¿Por qué -miren la foto- los veraneantes están tan lejos unos de otros si la obra es anterior al coronavirus? “Porque había pocos actores”, desliza una argentina que conoce el paño. “La ópera cuesta 3 dólares por minuto de función. Y dura tres horas, con dos funciones diarias”, contaba Sánchez. Mil ochenta dólares por día.

Mirá también

La obra lituana es evocada, hoy por las fotos de las playas españolas, con mantas, sombrillas y gente aquí y allá. No solamente el cambio climático acecha sino también el aparentemente inofensivo bañista de al lado, que se ve tan saludable pero podría ser un asintomático.

¿El arte lo predijo? No, no acá, claro. La intención era hablar de otra cosa. Y sin embargo una imagen de hace un año nos mostró el presente. Ahí está, ustedes dirán.

PK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *