Cuarentena por coronavirus: la dulce revancha de Liam Gallagher



Por qué te lo recomendamos Casi dos décadas y media después del incompleto paso de Oasis por el Unplugged de la MTV, donde el mayor de los Gallagher debió cargar con toda la responsabilidad de llevar los hits del grupo al formato acústico por la irresponsabilidad de su hermanito, escuchar a Liam saldar su deuda es un excelente plan tanto para quienes se quedaron con las ganas en aquel entonces, como para quienes nunca visitaron el universo de una de las bandas más relevantes de los últimos 30 años.

A mediados de 1996, Oasis miraba el mundo de la música desde lo más alto de la cima del éxito. La gira de presentación de (What’s the Story) Morning Glory acababa de convocar 250 mil espectadores en un sólo fin de semana, en Knebworth, y la idea de llevar los éxitos de la banda a un plano acústico, en el marco de una de las propuestas más exitosas que la señal MTV presentó en los ’90 era un plan casi perfecto.

Casi, porque si había un margen para que el proyecto fallara, las probabilidades de que Liam lo aprovechara eran sumamente altas, y el por entonces joven cantante decidió no decepcionar las expectativas. Eso sí, nadie pudo jamás decir que no lo había advertido. Si no, ¿cómo tomar sus faltazos a los ensayos, su participación errática en aquellos que estuvo presente y su desaparición de todos los radares durante las casi 48 horas previas al compromiso?

Es verdad que unas horas antes de salir a escena Liam estuvo allí donde tenía que estar, en el Royal Festival Hall que en un rato iba a tener sus 2700 localidades ocupadas. Pero también parece serlo que su cara denunciaba una extensa y exageradamente intensa previa que puso en guardia a todo el mundo por lo que podría pasar una vez que estuvieran en escena.

Pero finalmente lo que podría haber sucedido no ocurrió, y justo antes de salir a tocar el muchacho dio el portazo. “No lo voy a hacer”, dicen que dijo; y Noel agradeció en silencio, antes de cargarse el show al hombro y bancarse como un lord inglés las deliciosas intervenciones de su pariente, que se tomó y se fumó todo en un palco. No son pocos quienes aseguran que esa misma noche Oasis comenzó a dejar de ser una banda, aunque a los Gallagher les llevara 13 años más darse cuenta.

Así es la tapa del “MTV Unplugged” de Liam Gallagher.

Lo cierto es que sea por la razón que sea -saldar una cuenta pendiente, confirmar que era capaz de hacerlo o, simplemente, demostrarle a Noel que él podía hacerlo mejor-, 22 años después de aquella jornada, Liam grabó su propio Unplugged, y le salió bárbaro.

La fórmula no requirió de una gran sofisticación. Por un lado, varios temazos de su ex banda, como Stand By Me, Some Might Say, Cast No Shadow y Champagne Supernova, que no por nada cierra el álbum; y otros tantos extraídos de sus discos solistas post Beady Eye, entre ellos, Wall Of Glass, del primero, y One Of Us, Gone, Now That I’ve Found You y Once del segundo, Why Me? Why Not, además de la gran Sad Song. 

Por el otro, una banda que sonó más que ajustada en el Hull City Hall, en Yorkshire, con el ex Oasis Paul Arthurs “Bonehead”, una orquesta de ocasión y un coro femenino que completó el cuadro. Y en tercer término, un Liam en plena forma, que demostró una vez más que a la hora de cantar, la supremacía que ejerce sobre su hermano es poco menos que apabullante.

Mirá también

Una combinación que hace del MTV Unplugged (Live at Hull City Hall) de Liam Gallagher un cóctel musical de esos que da gusto saborear bastante a menudo.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1