Cruce entre Alberto Fernández y el gobernador de Mendoza por las aperturas: “Yo te avisé que iba a pasar esto”



En la videoconferencia que el presidente Alberto Fernández mantuvo el jueves pasado con los gobernadores para definir la nueva etapa de la cuarentena, le pidió al mendocino Rodolfo Suarez que aumente las restricciones en la provincia y le recordó que él había anticipado que los contagios por coronavirus en Mendoza iban a aumentar.

El gobernador radical explicó que la provincia llegó a los 5.934 casos y 112 fallecidos con un promedio de 75 años y 1,80% de letalidad. Y afirmó que el problema está en el Gran Mendoza, donde tienen un sistema de salidas con DNI que, según el gobernador, está funcionando. Los comercios a las 18 cierran, salvo esenciales, pero el resto de la actividad fuera de los horarios funciona todo: restaurantes, shoppings, gimnasios.

“Le diría con mucho respeto, que no debemos detenernos en que el concepto único es la cuarentena. También tenemos que respetar las normas y debemos convivir con el virus, usar el tapaboca, lavándose las manos, distancia social. Estamos viendo el humor público. La gente tiene miedo al Covid pero también vemos que la gente no puede tolerar o resistir un nuevo aislamiento”, sostuvo Suárez en un diálogo que reproduce el diario Uno de Mendoza.

La respuesta de Fernández, ante el resto de los gobernadores, fue dura: “Hace dos semanas plantee preocupaciones por Mendoza y lo que lamento con franqueza es que se está confirmando. Advertí cómo se estaba duplicando. En el Gran Mendoza tenemos el 81% de camas ocupadas y una positividad de 45%. Es más que CABA y casi lo mismo que PBA”, dijo el Presidente.

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suárez en la videoconferencia con Alberto Fernández.

“Quiero ser franco: yo detesto la cuarentena tanto como ustedes. La diferencia que veo con Arabella (en referencia a la gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras), es que ellos mantuvieron la cuarentena y ustedes no. Hace mucho tiempo que han liberado todo. Pero con franqueza es imposible ayudar con todo abierto. Si todo está abierto lo que la gente siente es que puede salir y vincularse y por más que se use barbijo hay un estado natural de relajamiento”, agregó Fernández.

Y aclaró que “hay que hablarle con franqueza a la gente: más abrimos y más posibilidades de contagio. Yo quiero ayudar. Se enojaron conmigo cuando hace tres semanas dije esto. Y en un momento que tenemos que estar más unidos que nunca para trabajar, les pido por favor que tomemos conciencia. Y cuando no tengan más camas van a tener problemas”.

El Presidente comparó Mendoza con otras provincias que mantuvieron las actividades cerradas por más tiempo. Y pidió a Suárez que siguiera ese ejemplo. “Si lo tenemos focalizado en el gran Mendoza, hagamos el esfuerzo de que durante un tiempo se queden para volver aponer los números en orden”, dijo.

Sin embargo, para Suárez “es difícil que la gente pueda acatar esto. Tenemos respeto si es su decisión volver a la Fase 1, pero no sé si como gobernador puedo hacerlo. Quiero ver qué grado de apertura tiene Córdoba, hacemos lo mismo que Santa Fe: llamamos, hacemos rastreo. No haga esa diferencia que en Mendoza también estamos haciendo eso”, respondió ante las críticas y comparaciones.

Pero el Presidente lo desmintió: “No es exactamente igual que en Córdoba. Cuando encuentran en un barrio una persona infectada, cercan el barrio y hacen una cuarentena estricta. Han puesto sanciones a las reuniones de personas. Ojalá esté equivocado yo, pero lo que veo es que en Mendoza está pasando lo que anuncié hace tres semanas que estaba pasando y se enojaron conmigo”, retrucó.

Mirá también Mirá también

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2