Críticas a la movida en el Museo de Bellas Artes: “Es degradar la institución”



A fines de la semana pasada, una medida conmovió al mundo del arte, especialmente al Museo Nacional de Bellas Artes, cerrado en la actualidad por la pandemia de coronavirus: el Ministerio de Cultura de la Nación, a cargo de Tristán Bauer, derogó la Dirección Artística, que había sido creada en 2006 durante la gestión de Néstor Kirchner y concursada en 2017 por un plazo de cinco años, y la reemplazó por una Coordinación, un cargo de menor jerarquía y autonomía. En las últimas horas, el colectivo de artistas reunidas en Nosotras Proponemos (NP) dio a conocer su postura al respecto: “Eliminar la Dirección Artística implica degradar la excelencia de dicha institución”. En el comunicado que circula por las redes sociales, solicita al Ministerio que “revise la decisión” y que Mariana Marchesi, quien ocupaba el puesto tras concursarlo y ya presentó un recurso administrativo del cual espera respuesta, “pueda ejercer plenamente el cargo”.

Tras conocerse el decreto el jueves de la semana pasada, el Ministerio de Cultura respondió el viernes por la noche con un comunicado en el que aclaraba que “no se ha desjerarquizado ni desestimado ningún cargo”: “No se modificaron ni se modificarán las funciones ni la remuneración del cargo de Coordinación Artística” del Museo.

Y explicó que el cargo concursado tiene una función “ejecutiva” que “corresponde a un nivel de coordinación y no de dirección”: “Cabe aclarar que no es cierto que los cargos de coordinación no se concursen”. Por último, completó: “La nueva denominación del cargo ha sido homologado con la denominación que tenía anteriormente, no afectando ninguno de los derechos de su titular ni modificando las condiciones del concurso”.

La eliminación de un cargo concursado pone en jaque los otros once cargos directivos cubiertos mediante concurso en 2017 en otras instituciones artísticas del país. Históricamente, esos puestos eran designados a dedo por la gestión de turno. Los concursos, impulsados en gran medida por el mandato anterior en el área de Cultura, venían a “profesionalizar” el sector y a premiar los méritos. Algo que ahora, tras la jugada en el Bellas Artes, queda en duda.

La Dirección Artística del MNBA era una de las tres patas que dirigían el mayor museo argentino, que es también el de mayor acervo: estaba acompañada por el director Ejecutivo (Andrés Duprat, concursado en los últimos días del gobierno kirchnerista) y el director Administrativo (Mariano D’Andrea, también concursado en 2017).

La decisión estaría emparentada con cambios profundos para el Museo Nacional de Bellas Artes, con dos proyectos en marcha: primero, la convergencia entre el Museo y el CCK y luego con Tecnópolis, que prestaría sus instalaciones para alojar la “reserva” del mayor museo argentino: Bellas Artes tiene unas 14 mil obras en bodega, fuera de alcance y hay una tendencia mundial de hacer visibles y visitables esos depósitos.

Mirá también Mirá también

PC/PK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2