Crisis en la Argentina: “Les preocupa la desigualdad, pero sólo lograron acrecentarla”



Hace diez días vimos por televisión dos noticias totalmente contrapuestas. Una, la apertura de bares y restaurantes en la ciudad de Buenos Aires, que atendían en las veredas colmadas de gente. En algunos lugares hasta se hacía cola.

La segunda noticia era la ocupación de terrenos en Guernica por personas que decían necesitar una “vivienda”.

Las noticias nos pueden movilizar de distintas formas. A mí me llamó a reflexionar en los porqué. Se podría decir, ¿la primera noticia fue un desafío a los dichos de algunos funcionarios nacionales sobre la “opulencia” de la ciudad de Buenos Aires? Puede ser.

La segunda noticia me llevó a reflexionar: cuánta diferencia. Unos haciendo cola para sentarse en un bar y otros apantallando, avivando un fuego para calentar no sé qué, allí, a la intemperie, cobijados por cuatro chapas y un toldo de lona.

Toma de terrenos en Guernica. Foto: Rafael Mario Quinteros.

Si bien en lo primero no acuerdo porque creo que el gobierno de la Ciudad debe ser cuidadoso, lo segundo es realmente lo grave. ¿Quienes son los responsables? Acá la responsabilidad pasa por más de 60 años de malas administraciones gubernamentales.

No responsabilizo solo a los que les tocó gobernar, sino también a quienes fueron opositores. Porque a aquellos que les tocó, desde distintos roles (diputados, senadores, intendentes) tampoco se ocuparon de la gente.

Todos con el mismo discurso: “Nos preocupa la desigualdad”, dicen. Lo único que consiguieron todos juntos fue acrecentarla.

Reapertura parcial de bares en la ciudad de Buenos Aires. Foto: Guillermo Rodríguez Adami.

No necesito enumerar hechos, nadie puede hacerse el distraído. El índice de pobreza a fines de los ‘60, era del 8%. En 2020 roza el 50%, y no por la pandemia. Se acrecentaron los asentamientos de forma exponencial, la educación sufrió vaciamiento, la educación privada creció también exponencialmente.

Vivo en La Matanza desde hace 75 años, entre Villa Madero y Tapiales, la última escuela pública primaria que se inauguró en esas dos localidades fue en 1962/63, escuela N° 39 Histonium. Señores gobernantes, señores opositores, igualen para arriba.

Abel Nicolás Clemente Pizzichillo

a.n.clemente@hotmail.com

Mirá también Mirá también

OTRAS CARTAS

Toma de tierras: “¿Cómo corregir este desbande”

Toma de terrenos en Guernica. Foto: Rafael Mario Quinteros.

¿A quienes incrementaron sus fortunas en estos últimos tiempos no se les cae la cara de vergüenza viendo las tomas de Guernica y de otros lugares? ¿Cómo pueden sobrevivir sin agua, sin luz, en casillas de papel?

Aunque tengo la impresión de que hay mucho verso y que está dirigido por personas sin escrúpulos, no vamos a negar que hay gente con verdaderas necesidades.

¿Cómo se ha llegado a esto? Desde que tengo uso de razón hubo villas miserias, pero no he visto tanta degradación del ser humano.

Además, en este disloque se ve a madres solas con varios hijos. Cuando se les comenzó a pagar la ayuda social por maternidad y cada hijo, que me parece extraordinario, mi intuición se alarmó: no se puede entregar un beneficio sin antes educar. Madres niñas con varias criaturas, que solo sirve para juntar votos y luego vivir de la limosna del Estado.

Por eso: “No regales pescado, enséñales a pescar”. ¿Cómo corregir este desbande? Agravado por la pandemia. Si tuviéramos una Justicia que hiciera devolver lo robado quizás se podrían hacer barrios. No con casitas de cartón sino humildes, pero dignas.

Todos tendríamos que poner los codos, los curas, los ricos, hacer una colecta solidaria, pero en esta ilusión de ser mejores se me olvida la desconfianza acrecentada por tantos engaños y mentiras. Solo un milagro de Dios, de ese Dios, de la antigua niñez inocente que muchos hemos olvidado.

Lucía Perticaro

perticarolucia1@gmail.com

“Dar terrenos alienta avivadas del negocio inmobiliario”

En agosto hubo una marcha para repudiar la toma de tierras y actos vandálicos en Villa Mascardi, Río Negro. Foto Marcelo Martínez.

Las tomas de tierras para los habitantes del sur de la provincia de Buenos Aires y de otras zonas son una tremenda injusticia y una falta de respeto. Los vecinos linderos pagaron por sus tierras y siguen pagando alquileres, servicios y demás.

Los planes sociales deberían darse a cambio de un trabajo y no a cambio de votos. Por esa “entrega” de tierras y planes estamos alentando además, a una avivada del negocio inmobiliario sucio, que perjudica a los pobladores de la zona y a toda la República. Nunca termina bien.

Por favor, que Desarrollo Social haga algo. Que actúe la Justicia. Que los políticos se muevan. Ya es hora.

Patricia Peyregne

patriciapey@hotmail.com

Preocupado por el aumento de casos de Covid 19 en el país

En los últimos días han crecido los casos de contagiados de coronavirus fuera del AMBA. El pasado viernes, por primera vez, representaron el 40% del total nacional.

Considerando que en muchos casos existen barreras interprovinciales, que limitan la circulación, y que no hay medios de transporte público ni por tierra ni por aire desde la Capital y provincia de Buenos Aires hacia el Interior, ¿quién puede explicar el porqué de tal incremento?

Hugo Perini

hperini@consejo.org.ar

Homenaje a médico tucumano muerto por coronavirus

Jesús Amenábar (izquierda), el médico que murió en Tucumán por coronavirus. Había sido homenajeado por las autoridades de Salud en 2019. Foto: Facebook Hospital Central de Salud

Jesús María Amenábar, profesional, docente y dedicado jefe de Cirugía del Hospital Centro de Salud de Tucumán, falleció debido al Covid-19.

No hace mucho, el doctor Amenábar había denunciado en un programa radial las pésimas condiciones en las que tenían que trabajar el personal de salud, totalmente desprotegidos. Hacemos responsables al gobierno de Tucumán y al Nacional por este grave hecho.

Nuestras profundas y emotivas condolencias a familiares, colegas y amigos.

Máximo E. Valentinuzzi y Nilda Pontorno de Valentinuzzi

maxvalentinuzzi@arnet.com.ar

Contra los que usan palabras en inglés para parecer “modernos”

“¿Alguien puede explicar este barullo de la lengua?”, se pregunta la lectora sobre el uso de términos en inglés para señalar elementos cotidianos. Foto: EFE/Chema Moya.

Para llevar, cadetería, rebaja, comercialización, de acuerdo, entre otras: ¿son palabras que al utilizarlas a diario en inglés continuarán reemplazando nuestro lenguaje? Históricamente vamos modificando el castellano por un argentinismo total. ¿Cuál es nuestro idioma?

Al decir sólo nosotros, ¿las mujeres quedamos excluidas? ¿Acaso consideran que por decir nosotros y nosotras se consigue la inclusión necesaria?

Algunos periodistas, jóvenes y otros no tan jóvenes, ¿están obligados a pronunciar las palabras en inglés o solo les brota un no argentinismo que resulta incomprensible para muchos? ¿Se enseñan en la carrera de Comunicación Social, Lengua, o simplemente son espontáneas? ¿Dónde se originan?

Los directivos de medios de comunicación, ¿obligan a los periodistas a remplazar palabras argentinas por inglesas? ¿Lo hacen para aparecer modernos y piolas?

¿O tal vez existe un pacto de intercambio entre naciones en el cual, por ejemplo, Estados Unidos resolvió incorporar la chacarera como baile de moda?

¿Alguien puede explicar este barullo de la lengua? ¿Qué opinan nuestros ministros de Educación y profesores de Lengua? ¿Simplemente dejan que suceda? ¿Dónde se originan estos cambios que la mayoría repite como loros?

¿Somos Argentinos ? ¡Help! Perdón. ¡Socorro! Que alguien ponga orden. Somos argentinos.

Edith Michelotti

ediluobs@hotmail.com

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *