Crearon un cementerio “virtual” para honrar y despedir a las víctimas del coronavirus



Un grupo de jóvenes en Ecuador desarrolló un camposanto digital para honrar a los fallecidos en tiempos de pandemia y confinamiento, gran parte de los cuales no han podido ser despedidos como lo hubieran deseado sus seres queridos.

“Recordar es volver a vivir” es el lema de esta iniciativa ideada por Guillermo Robalino, un joven de Quito, que través de la plataforma Eternos.ec abrió un espacio virtual para que las víctimas mortales de la COVID-19, u otras causas, que debido a la pandemia no han podido tener un sepelio convencional, puedan ser recordadas como merecen.

A través de este proyecto, familiares, amigos y conocidos de los difuntos podrán elaborar obituarios digitales, dejar sus mensajes, colgar una galería de fotos para el recuerdo e incluso prender una vela en memoria de sus difuntos.

La página ya cuenta con más de 300 obituarios hechos por familiares y amigos de las víctimas.

“Esta herramienta ha ayudado a la comunidad, pues ha permitido recordar a sus seres queridos de una manera diferente”, indicó a la agencia EFE Robalino al precisar que la plataforma no solo está enfocada a personas recientemente fallecidas.

Una de las ventajas del camposanto virtual es que no tiene limitaciones de tiempo ni de espacio, al no tener horas de visita, como los cementerios tradicionales, y que cualquiera desde cualquier rincón del mundo puede dejar su mensaje para recordar al difunto.

En Ecuador, tras el deceso de una persona por el coronavirus los familiares deben coordinar con las funerarias para la disposición final de los cuerpos y determinar, en caso de existir un plan mortuorio, la entrega de cenizas a la familia o el lugar de sepultura.

Personal de una funeraria traslada el ataúd de una persona fallecida en una calle céntrica de Quito. Foto: EFE

Según los protocolos establecidos en marzo por la pandemia, en caso de que los fallecidos no cuenten con un seguro exequial, serán las autoridades locales las encargadas de coordinar con la administración del cementerio municipal la asignación del espacio de inhumación o el crematorio.

En Ecuador es tradicional velar el cuerpo del recién fallecido antes de enterrarlo, tanto en funerarias como en casas particulares.  Sin embargo, la emergencia sanitaria por COVID-19 destrozó esa tradición, por lo que el nuevo camposanto virtual aspira a cubrir ese espacio en el ámbito local y regional.

“Nuestro ideal es convertirnos en el camposanto digital más grande y amigable de la región o del mundo, ¿por qué no?. Esto no es solo un negocio, es ante todo una propuesta de unir y compartir”, aclara el responsable del proyecto.

La plataforma alberga ya más de 300 obituarios y el servicio que ofrece Eternos.ec, por el momento, es totalmente gratuito. 

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2