Coronavirus y las fiestas: la divertida carta de Bélgica a “San Nicolás” para que este año pueda repartir regalos en cuarentena



La noche del 5 al 6 de diciembre de cada año es una de las más especiales para los niños belgas. Esa noche, mientras duermen, un viejo obispo español, San Nicolás, acompañado de su ayudante el Padre Fouettard, recorre los pueblos y ciudades belgas repartiendo regalos a los más pequeños. Al despertar –en algunos casos antes de ir a dormir, según la tradición de cada familia-, los chicos se encuentran con sus regalos. En Bélgica San Nicolás sigue siendo más popular que Papá Noel y apenas hay tradición de Reyes Magos el seis de enero, más allá del desayuno o la merienda con la sabrosa Galette de Roi.

La pandemia de coronavirus lo cambió todo. Muchos niños belgas se preguntan ahora cómo hará San Nicolás. Primer problema, debe llegar desde España en barco. El viaje, que tradicionalmente le supone 17 días, se alargará porque a la llegada a Bélgica deberá hacer cuarentena. Así que esperemos que ya haya salido de las costas españolas para llegar a tiempo a los hogares belgas.

San Nicolás tiene un segundo problema. Desde mediados de octubre toda Bélgica vive con toques de queda nocturnos. En Flandes de medianoche a cinco de la mañana y en Bruselas y Valonia desde las diez de la noche hasta las cinco de la mañana. Las medidas contra la propagación del virus se extenderán con seguridad hasta el 13 de diciembre y podrían alargarse hasta el final de las fiestas navideñas. ¿Cómo hará San Nicolás para repartir los regalos esa noche si nadie puede estar en la calle?

La habitación de San Nicolás, en su casa en Sint-Niklaas, Bélgica. Foto: AP

Ante semejante problema, que podría desmantelar una de las más bonitas tradiciones de los belgas y dejar a los niños sin regalos, el gobierno belga tomó cartas en el asunto. En una carta, el ministro de Sanidad Frank Vandenbroucke y la ministra de Interior Annelies Verlinden, recordaron a los padres belgas que las normas actuales prevén que sólo puedan tener contacto estrecho con una persona ajena al hogar. Esa persona, lamentablemente, no puede ser San Nicolás.

¿Solución? En la carta, enviada a San Nicolás, los dos ministros le cuentan que no debe preocuparse y que podrá ejercer su labor de la forma tradicional pero con algunas limitaciones. Para empezar no tendrá que guardar cuarentena en Bélgica. El ministro de Sanidad acepta que los 17 días que dura la navegación servirán de período de cuarentena.

La ministra de Interior, con un decreto publicado este mismo jueves, le concede una excepción para que no tenga que respetar el toque de queda y así pueda repartir regalos a los niños belgas durante la noche. Aquí un resumen de la carta:

El rostro de San Nicolás en su casa de Bélgica. Foto: AP

Querido San Nicolás,

Hemos oído que el virus provocó también muchos problemas en España. Nos hemos alegrado enormemente cuando hemos sabido que, a pesar de vuestra edad, ha escapado al virus estos meses y que todavía tiene buena salud.

Pero como bien sabe, querido San Nicolás, España está en código rojo (como Bélgica). Según las reglas, debería usted pasar ciertos días en cuarentena aquí cuando llegue. Pero como sabemos que no tiene tiempo que perder, y que necesita cada hora para preparar los regalos de cada niño, hemos aprobado una excepción. El decreto real necesario a ese fin será publicado en el ‘Moniteur’ dentro de poco. Como el viaje con su barco desde España dura 17 días, eso hace 7 días más de lo que pedimos así que ese período sirve como cuarentena.

Un segundo decreto concierne al toque de queda. En la noche del 5 al 6 de diciembre estará en vigor. Por supuesto, sabemos que en esas condiciones sería imposible que usted hiciera su trabajo. Además, debe ir a buscar todas las cartas y dibujos en los zapatos de los niños durante las próximas semanas. Y no debe decepcionar a los niños. Y nosotros tampoco. Así que por otro decreto tendrá usted una excepción para no respetar el toque de queda.

Una estatua gigante de San Nicolás en el pueblo belga de Sint-Niklaas. Foto: AP

A pesar de las excepciones, le aconsejamos que siempre guarde las distancias, que se lave las manos regularmente y que use un barbijo cuando lo estime necesario. Recuerde, San Nicolás, que cada niño ha sido particularmente valiente este año. No ha sido fácil. En la escuela todo ha cambiado. Fuera de la escuela no pueden ver a sus amigos. No ha sido divertido para ellos. Sin olvidar que ni siquiera pueden ir a ver a sus abuelos. Pero lo soportan, no sólo para protegerse ellos mismos sino sobre todo para proteger a los demás. Cada niño ha sido un héroe. Por una vez usted no tendrá que verificar quién se ha portado bien.

Bruselas, especial

ap​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *