Coronavirus: la playa paradisíaca de Tailandia que lleva seis meses sin turistas



Playas desiertas, tiendas sin abrir y cientos de hoteles con las puertas cerradas. Phuket, preciado destino turístico en Tailandia, lleva seis meses sin recibir turistas extranjeros y sus habitantes intentan organizarse para sobrevivir al desastre económico.

Frente a la crisis, solidaridad e ingenio. Porque nada hace pensar que los turistas regresen por ahora y la preocupación crece ante la inminencia de los meses que se consideran temporada alta en Phuket.

“Esto es mucho peor que el tsunami de 2004”, confiesa Kongsak Khoopongsakorn, dueño de Vijitt Resort, un complejo de residencias de lujo que propone precios un 85% más bajos. “Toda la isla se ha visto afectada y el impacto del coronavirus será mucho mayor a largo plazo”, añade.

Las reposeras apiladas en la playa Patong de Phuket, en Tailandia. Foto: Lillian SUWANRUMPHA / AFP

El contraste con otras temporadas es asombroso: Phuket, el lugar más apreciado del mar de Andamán y segundo destino de Tailandia luego de Bangkok recibió más de 9 millones de visitantes el año pasado.

Actualmente, una extraña especie de tortugas marinas vuelve a nadar en sus playas desiertas, casi la totalidad de los 3.000 hoteles se encuentran cerrados y en Patong, centro de la vida nocturna, apenas el 5% de los comercios permanece abierto.

“Es una ciudad fantasma”, lamenta Preechawut Keesin, dueño de un hotel que alberga más de 600 habitaciones y cinco discotecas.

El turismo generaba el 80% de los ingresos de la isla, antes de la pandemia de Covid-19. Foto: Lillian SUWANRUMPHA / AFP

El turismo genera el 80% de los ingresos económicos de la isla y da empleo a más de 300.000 personas. Pero los meses pasan y decenas de miles de personas sin empleo han decidido regresar a sus provincias de origen.

Aquellos que se quedan en la isla, intentan organizarse para sobrevivir: algunos han aceptado importantes reducciones en sus salarios, otros esperan en largas colas en busca de ayuda alimentaria. Y otros han cambiado de oficio.

Este es el caso de Orathai Sidel, que decidió cerrar su bar y vender postres. “Antes, en plena temporada alta, podía ganar 100.000 bahts (3.218 dólares) por mes, mientras que actualmente gano 100 bahts (3,2 dólares) por día, pero hay que pagar la escuela de los niños”, asegura.

Las autoridades querían hacer un experimento en Phuket y que recibiera a los primeros turistas extranjeros que llegaran a Tailandia a partir del mes de abril, pero el plan sigue postergándose.

Unos 3.000 hoteles siguen cerrados en esta isla de Tailandia. Foto: Lillian SUWANRUMPHA / AFP

El lugar tuvo hasta ahora bastante a salvo del coronavirus (con 3.622 casos y 59 fallecidos) y le teme más a la pandemia que a la crisis económica.

Los primeros turistas extranjeros que pisen la isla deberán respetar a una cuarentena de 14 días en ciertos hoteles de precios bastante elevados y someterse antes a test de diagnóstico. Estas condiciones disuadirán a la mayoría de visitantes, prevén los responsables del sector.

Antes de la crisis, los tailandeses representaban el 30% de los visitantes de Phuket. Ahora, las autoridades proponen paquetes para atraer el turismo interno. Dos noches de hotel y el viaje en avión por 30 dólares.

“Es un desastre, no ganamos nada así. Harán falta tres años para recuperar la normalidad”, prevé Kongsak Khoopongsakorn.

AFP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1