Coronavirus en San Luis: en el pueblo con el mayor foco cerraron el hospital porque se contagió el personal



En la localidad de Tilisarao hay récord de casos positivos (78 activos) de coronavirus para San Luis. Pero el único hospital del pueblo está cerrado justamente porque 16 profesionales están contagiados con el virus y aislados dentro del edificio.

Para una población de unos 11.000 habitantes, los casos positivos aumentaron notablemente en la última semana y aún no se ha podido determinar la fuente del brote. Es la localidad con mayor cantidad de covid positivos de la provincia.

Está ubicada en el Valle del Conlara a 150 kilómetros de San Luis y a unos 60 kilómetros de Merlo, la principal localidad turística provincial, que también ingresó en Fase 1 por el aumento de casos en las últimas jornadas.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció esta semana que San Luis y varias localidades cercanas continúan en Fase 1, incorporando a Merlo a ese estatus sanitario. “La provincia está lejos de sufrir estrés en el sistema sanitario y está preparada para más si aumentan los casos”, dijo el gobernador.

El bioquímico Jorge Jofré es uno de los profesionales de salud infectados del Hospital de Tilisarao. Grabó un audio desde su sala de aislamiento alertando sobre las condiciones internas del establecimiento: “Hoy el hospital de nuestro pueblo está cerrado y es la aberración más grande que se haya visto o escuchado, cuando tendría que estar más abierto que nunca para atender a los que más necesitan de cualquier atención sanitaria”. “Hasta hoy no hemos tenido ninguna contención del Estado Provincial salvo una llamada de la ministra de Salud donde hubo promesas”, reclamó el profesional.

El bioquímico Jorge Jofré difundió un audio desde el hospital de Tilisarao.

Agrega en el audio que “los profesionales de la salud que estamos aislados también somos pacientes, todos los días debemos registrar nuestros signos de salud porque nos niegan nuestro estado de enfermos, realizamos nuestra higiene, lavamos nuestra ropa, desinfectamos y nos preparamos la comida sin que nadie nos planteara un control de salud diario, una radiografía de base para saber cómo está nuestro sistema respiratorio. Nos sentimos librados a nuestra propia suerte. Nos sentimos abandonados”, dice el bioquímico.

Tilisarao es la localidad que fue foco también de tensiones cuando un repartidor de quesos dio positivo un primer análisis y debió cerrarse la mitad de la provincia porque no se sabía la trazabilidad. Luego, dos análisis posteriores dieron negativo.

Ahora, hace 10 días un adulto mayor con una enfermedad de base sufrió una descompensación pulmonar y fue llevado en una unidad de traslado al hospital de Tilisarao: no lo trasladaron en ambulancia porque estaba rota. En la unidad de traslado, iba sentado en una silla, acompañado de una enfermera. Estuvo internado 24 horas y luego dio positivo de coronavirus en su casa. Está conectado a un respirador, en grave estado en el Hospital Madre Catalina de Merlo.

Aún el Comité de Crisis no sabe el origen de su contagio, pero creen en Tilisarao que ese paciente contagió a la enfermera, quien luego contagió al resto del personal de salud, entre ellos al bioquímico. En un informe del Comité de Crisis, el gobernador llamó la atención cuando anunció el contagio masivo del personal de salud de Tilisarao y afirmó que “se contagiaron por tomar mate”.

Una de las dos psicólogas del servicio de atención del Hospital de Tilisarao respondió al día siguiente en Facebook las acusaciones del gobernador. “Necesitamos estar más unidos y no culparnos los unos a los otros. Necesitamos más empatía de nuestros gobernantes”, escribió.

Tilisarao es una ciudad con gran actividad industrial que trabaja casi normalmente a pesar de la pandemia, pues no se quiere parar la producción en la provincia. Un operario de esas fábricas dio positivo en las últimas horas y también está internado en el hospital junto a los profesionales y a una vecina que cursa la enfermedad en su último tramo. Hay un paciente que tuvo 39 grados de fiebre y entre los compañeros le tuvieron que colocar suero con la asistencia remota por teléfono celular desde afuera.

El centro de salud cuenta en total con entre 75 y 80 personas que trabajan en distintas funciones. Es un hospital de atención primaria de la salud, sin quirófanos ni atención de partos. El personal contagiado está aislado en la parte trasera del edificio, que cuenta con salas para tres personas cada una. Una sala para mujeres, dos baños. Afuera existe un área de residencias médicas donde están alojadas tres familias contagiadas que reciben atención médica externa.

El hospital no atiende a ningún paciente en la actualidad. Las urgencias deben atenderse en otras localidades cercanas.

En el Hospital Madre Catalina Rodríguez en Merlo se reciben todas las patologías más complejas. Allí también están pacientes aislados leves. Uno de ellos es un médico que difundió un video dando cuenta de las condiciones de aislamiento. “Estamos en estado de hacinamiento, en una sala nos alojaron a cinco personas”, dice en su audio el doctor Sergio Allende que supo ser el director del Policlínico Regional San Luis, el más importante de la provincia.

Ahora, San Luis tiene 235 casos totales de covid-19, de los cuales son activos 198 y hay 37 recuperados. De las tres provincias de Cuyo es la que menos contagios posee y sin fallecidos en la actualidad. De las principales localidades, Tilisarao tiene 78, San Luis Capital 63, Merlo 19 y 12 Villa Mercedes.

El gobierno construye un hospital regional para 400 camas y de alta complejidad que podría usarse en caso de emergencia por aumento de casos leves. Además, ha habilitado clubes, ex fábricas y otros establecimientos para posibles faltas de lugares de atención primaria.

San Luis. Corresponsal

Mirá también Mirá también

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *