Coronavirus en Paraguay: cuatro claves para entender cómo contuvieron los contagios y el pedido a no caer en triunfalismos



Junto con Uruguay, Paraguay es el país sudamericano que mejor ha atacado, al menos hasta ahora, la problemática del coronavirus en la región. A pesar de eso, el ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, exhortó ayer viernes a “no caer en triunfalismos” por el freno al COVID-19, que en este país ha causado 13 muertes y 1.300 contagios, y advirtió que la “relajación puede revertir ese escenario” luego de haberse registrado un pequeño rebrote en los contagios.

Hasta ahora el éxito se basa en cuatro puntales. Primero, para alcanzar esos resultados,”se han tomado medidas muy acertadas, pero ninguna de estas medidas hubieran sido suficientes sin el apoyo de la ciudadanía”, afirmó el ministro en rueda de prensa, que agregó “es muy importante que no haya triunfalismo” porque “un movimiento en falso puede cambiar totalmente los números”.

En su comparecencia de actualización de casos, Mazzoleni expresó su preocupación por la transmisión comunitaria que se registra de forma sostenida en las últimas semanas tras el aislamiento de casos en albergues.”Tenemos varios casos sin nexo y me ha tocado ver relajación en varios lugares, comportamientos ejemplares en alguna zona y en otras casi temerarios”, señaló el ministro al instar a los ciudadanos que este domingo, Día del Padre, se mantengan en casa con el núcleo con el que se han aislado.

El Ministro de Salud, Julio Mazzoleni, encabeza las conferencias de prensa en las que el gobierno paraguayo informa sobre la situación de la pandemia.

Los registros diarios de ayer viernes reportaron tres contagios comunitarios de los seis positivos en 24 horas y para los de este sábado “ya tenemos una veintena de casos, 17 de ellos de contactos y tres sin nexo”, avanzó el ministro.

Paraguay arrancará el próximo lunes la segunda semana de la fase 3 de la cuarentena, que ha movilizado a gran parte de los sectores, aunque algunas regiones del país se mantienen en etapas anteriores a raíz del repunte de casos en esos lugares. Y hasta ahora viene haciendo las cosas bien. Esto se basa, ademá del acatamiento de la gente, en otras tres claves. Ellas son:

Rápida y drástica reacción

“Una de las razones principales es que el gobierno paraguayo actuó muy rápidamente“, explica Carin Zissis, directora del sitio de análisis Americas Society/Council of the Americas (AS/COA, por sus siglas en inglés), que esta semana publicó un informe detallado llamado “¿Dónde está el coronavirus en América Latina?”.

Personal médico atiende este miércoles a una persona que asiste a uno de los laboratorios móviles del Ministerio de Salud ubicado en la Costanera de Asunción, en Paraguay.

A principios de febrero, cuando aún no había registrado ningún caso de COVID-19, el gobierno de Mario Abdo Benítez suspendió las visas a todos los ciudadanos chinos y todo aquel que haya viajado a China. Luego, el 10 de marzo, tres días después de que se confirmaran los dos primeros casos de contagio en el país -fueron dos personas provenientes de Ecuador y Argentina-, Abdo, apoyado por el ministro Mazzoleni, decretó el aislamiento nivel nacional, que incluyó la suspensión de las clases escolares en todos los niveles, prohibición de eventos públicos y privados y la declaración del toque de queda nocturno. Todo esto ocurrió cuando la OMS aún no había declarado pandemia al brote.

Al arrancar mayo el gobierno instauró la “Cuarentena Inteligente”: poco a poco, y según un calendario dividido en 4 fases, se flexibilizaban algunas medidas de confinamiento y se abrían ciertos sectores económicos. Y el pasado lunes se entró en la tercera fase, que durará hasta principios de julio, y la actividad económica volvió aunque, según estiman algunas de las fuentes consultadas, en un 80% de su potencial.

Aislamiento geográfico​ y baja población

Además de que la gente respetó a rajatablas lo ordenado por el gobierno, Paraguay no sólo no tiene salida al mar, sino que amplias zonas de su territorio están cubiertas por la selva o por la sabana. Su capital, Asunción, tiene un tráfico aéreo reducido si la comparamos con las otras grandes ciudades de Sudamérica, como Buenos Aires o Sao Paulo, precisamente dos de las principales abastecedoras de público al suelo guaraní. Además, hay que considerar otro elemento clave: la densidad y cantidad su población. Paraguay tiene en total 7 millones de habitantes (17 por kilómetro cuadrado), y se ha visto que los países y las ciudades más poblados son los más afectados por esta epidemia.

Ya a mediados de mayo la movilidad estaba casi en su normalidad en Asunción.

Otro dato demográfico que explica la baja mortalidad en Paraguay es que 8 de cada 10 infectados, según el Ministerio de Salud Pública, tenía menos de 39 años, es decir, la franja etaria que estadísticamente tiene menos riesgos de padecer complicaciones y muertes.

Férrea política fronteriza

El gobierno paraguayo cerró sus fronteras terrestres con Argentina, Bolivia y Brasil el 24 de marzo y al día de hoy no contempla su reapertura. Sus 1.300 kilometros de frontera con Brasil se han llenado de controles -incluso en ciudades fronterizas enfrentadas se han levantado cercos de alambre de púas- al considerar a ese país como la principal amenaza.

Poco le importaron al gobierno paraguayo las protestas en zonas fronterizas con Brasil y Argentina. El cierre se mantiene hasta hoy.

En otro aspecto que el gobierno fue inflexible fue en el regreso de los paraguayos y residentes que estaban en el exterior. Para solucionarlo, el gobierno organizó una red de decenas de albergues en todo el país. Decenas de hoteles, escuelas y edificios militares y religiosos fueron acondicionados y allí fueron a parar, en cuentagotas y previo a permanecer encerrados 14 días en cuarentena, unas 6.500 personas que quisieron regresar al pais.

Y acá, otro dato clave determinante: más del 60% de todos los casos de coronavirus registrados en el país fueron detectados en esos albergues, cosa que impidió que el virus se difundiera por el país.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1