Coronavirus en México: las playas de Acapulco reabren después de tres meses en cuarentena



Acapulco, icónico balneario del Pacífico mexicano, reanuda este fin de semana su actividad con la esperada reapertura de playas y el afán de recuperar su brillo luego de tres meses en cuarentena por el coronavirus​.

Con playas cristalinas, un sol radiante y un clima extraordinario, la ciudad costera reabrió esta semana sus playas, hoteles y restaurantes a los turistas, tras pasar a color naranja en el semáforo epidemiológico que permite conocer qué actividades se reabren en México.

“Hoy iniciamos esta etapa de reapertura pero de manera moderada. Va a tener la oportunidad la gente de visitar las playas pero con respeto, tenemos que adaptarnos a la nueva realidad que estamos viviendo”, comentó a EFE el secretario de Turismo Municipal, Jose Luis Basilio.

Acapulco se encuentra en el primer lugar del sureño estado de Guerrero con 3.228 casos confirmados de Covid-19 y 495 muertes, de los 5.638 casos y 914 fallecimientos en Guerrero, según el informe más reciente.

El secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, dio a conocer que la ocupación hospitalaria del puerto tuvo una disminución de 7 puntos porcentuales, al contar con un 44% de camas ocupadas por el Covid-19.

La Guardia Nacional de México vigila la playa de Acapulco, que reabrió luego de tres meses de cuarentena por el Covid-19. /REUTERS

Nuevas reglas

A pesar de que las playas doradas son uno de los principales atractivos turísticos del puerto por su agua templada, ahora tienen un horario de acceso de 12 horas; de 7 de la mañana a 7 de la tarde, hora local.

Además de que se le han agregado reglas para su entrada por lo que se deberá utilizar cubrebocas. Solo se permiten actividades individuales como caminar, correr o nadar, y reuniones de un máximo de tres personas, guardando la distancia.

Por ello, se prohibió el mobiliario de playa, el consumo de alimentos y las bebidas.

Para el puerto, el modelo del servicio turístico ha cambiado y hoy tiene un mayor peso el tema de la sanidad, por lo que los prestadores de servicios lo consideran una área de oportunidad para atraer a un turista más responsable.

“Nos corresponde también a nosotros mismos ver que esto no vuelva a ser un rebrote y volver a cerrar. Ahorita el turismo se va a sentir un poco raro con la nueva forma de trabajar, pero la gente tiene que entenderlo para evitar contagios”, dijo a EFE el presidente de los Restauranteros de Caleta y Caletilla, José Luis Laredo Vargas.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Guerrero informó que tan solo en abril y principios de mayo se perdieron 60.000 empleos en el estado por la emergencia sanitaria, de los cuales 10.000 eran puestos formales.

Con cubrebocas y manteniendo distancia, los turistas volvieron a los hoteles en el balneario mexicano de Acapulco. /EFE

Aunque se comienza a respirar esperanza en Acapulco, la realidad de volver a ser el destino turístico de antes está muy lejos de llegar a verse.

“Más de 480 negocios no podrán abrir sus puertas nuevamente por problemas económicos que ha dejado la pandemia a las micro y medianas empresas”, informó el presidente de la Federación Estatal de Cámaras de Comercio en el estado de Guerrero, Alejandro Martinez Sidney.

La vida nocturna debe esperar

Para los empresarios de la ciudad no fue suficiente reabrir el giro hotelero para poder reactivar la economía del lugar, ya que ellos consideran que buena parte de los ingresos totales provienen de la vida nocturna.

“Bares y discotecas representan el 40% de los ingresos para Acapulco”, enfatizó Martinez Sidney, lamentando que todavía no se tenga una fecha para la reapertura para esos centros de entretenimiento.

Mirá también

Solo en la temporada de vacaciones de invierno 2019-2020 más de medio millón de turistas visitaron el puerto de Acapulco y dejaron unos ingresos de 2.765 millones de pesos mexicanos (unos 123 millones de dólares).

“Ya tenemos reservas para mañana. Esperemos poco a poco ir subiendo”, dijo este viernes a EFE el gerente del Hotel Elcano, Pedro Haces, quien alentó a concienciar a los turistas a quedarse dentro del hotel y seguir las normativas establecidas.

Pero no a todos les gusta la nueva normalidad con la que Acapulco los recibirá, y hay turistas que se han quejado de las normas que tienen que acatar para poder permanecer en las playas.

“Cómo voy a estar con un cubrebocas en el mar, es algo ilógico al igual que no poder pasar mi comida”, le decía un turista a los efectivos de seguridad que se encuentran en los principales accesos a las playas e informan sobre las medidas establecidas.

Mirá también

Mientras que para otros, es un privilegio poder estar de regreso al “paraíso”.

“Es muy caluroso el uso de cubrebocas en la playa, pero es el precio que tienes que pagar. Es esto o estar encerrados en su casa”, comentó Laura, que junto con su esposo y dos hijos quisieron aventurarse a vivir la nueva normalidad en el puerto.

Acapulco amaneció en su primer día de reapertura con un 1,5 % de ocupación hotelera y se espera que el 6 de julio se reactiven las actividades de venta informal en playas bajo la regulación y control de autoridades.

Por Salma Kaufman R., agencia EFE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

web web web web web web web web web web