Coronavirus en La Matanza: la vecina de Ramos que recorrió el país en motorhome para mostrar la cuarentena por TV



Cuando el “quedate en casa” dejó de ser una sugerencia y la cuarentena se impuso en todo el país, la periodista Paula Bernini empezó a mostrar cómo se vivían estos días en el Conurbano. Luego se extendió a algunos pueblos cercanos, hasta que finalmente se embarcó en un reto mayor: el 4 de abril se subió a un motorhome en el que recorrió 11.700 kilómetros para mostrar esta realidad que atravesaba a todos los argentinos de Ushuaia a La Quiaca.

“No fuimos a contar lo que les pasa a otros, sino lo que nos pasa a todos. Mi lugar fue el de informar, pero también el de aprender y escuchar”, cuenta la periodista de TN ya desde su departamento en Ramos Mejía, el lugar donde también terminó su largo recorrido saludando desde el micro a sus padres y sobrinas que lloraban emocionadas al verla, respetando la distancia social, aunque sobraban las ganas de abrazarse.

A pesar de las largas distancias recorridas,el equipo conformado por Bernini, cuatro técnicos y dos choferes, hizo la cuarentena. Un gran motorhome fue su casa durante más de un mes y allí tenían todo lo necesario: termotanque para ducharse, garrafa para cocinar y camas.

Paula Bernini en la ruta 9, rumbo al Norte argentino.

“Pensamos en poder hacer la cuarentena ahí adentro por nosotros, nuestra familia y los pueblos que visitábamos. Porque en una cobertura los periodistas siempre estamos pidiendo, por ejemplo, un baño, y en este caso no se podía para poder mantener el aislamiento social”, destaca.

En cada uno de los más de 100 pueblos que visitaron (desde 86 de ellos salieron al aire en vivo), la gente los esperaba y, aunque respetaba la distancia, se acercaban para preguntar si necesitaban algo, para regalarles barbijos y tapabocas que la periodista usaba en cada salida en forma de agradecimiento, entregarles estampitas y las mejores comidas locales. En una de las localidades hasta les plotearon el micro con el logo del canal.

Paula fue la productora y periodista del viaje. La acompañaron cuatro técnicos.

Las anécdotas se fueron multiplicando a medida que avanzaba el recorrido y la cuarentena también fue cambiando. En un principio era bastante más rígida, con muchos controles, todo cerrado y algunos pueblos aislados con vallas y montículos de tierra. La premisa del equipo fue respetar el protocolo de cada localidad.

En algunos lugares, como Tafí del Valle, no los dejaron entrar: “Los caciques no querían que entremos y nos pareció coherente su operativo cerrojo porque en Tafí no había habido ningún caso”. Y en otras ciudades, como en Calafate, fueron ellos mismos los que decidieron hacer la cobertura desde la entrada porque había 34 casos en ese momento y los médicos consideraban que podían multiplicarse.

Mirá también

“Donde pudimos entrar, entramos. Donde nos recomendaban que no, no forzábamos. El espíritu fue el de mostrar el país en cuarentena respetando las reglas. Aplaudimos los controles, y no los considerábamos una pérdida de tiempo. Yo soy periodista, pero no soy inmortal, y también me quiero cuidar”, asegura Bernini.

La travesía empezó hacia el Norte y fueron avanzando hasta que, en la entrada de Jujuy, les pidieron que se hicieran las pruebas de Coronavirus para poder pasar. El resultado dio negativo y para ellos fue la confirmación de que estaban haciendo las cosas bien, manteniendo estrictos protocolos de higiene para cuidarse a ellos y a los vecinos de cada pueblo que visitaban.

El equipo de TN en el Norte del país.

Bernini no sólo fue la periodista del grupo sino también la productora, área en la que cuenta con mucha experiencia ya que comenzó en el 2000 en Telenoche Investiga. Y a la hora de elegir a los acompañantes se privilegió a los técnicos, que fueron quienes tuvieron un papel fundamental para poder trasmitir en vivo el recorrido.

Uno de los mayores desafíos fue cuando quisieron sorprender al periodista Mario Markic desde la estancia de su familia en Río Gallegos. Luego de más de una hora y media de trabajo lograron alcanzar señal con teléfono satelital. “Técnicamente fue dificilísimo, pero poder llegar y acercarlo a él con su familia fue hermoso. Fue el ejemplo del encuentro en cuarentena y de lo que es el periodismo”, destaca Bernini.

Una de las partes que más le gustó del viaje fue poder transmitir desde la casa familiar del periodista Mario Markic en Río Gallegos.

También se encontraron con historias tristes, pero alentadoras al mismo tiempo, como la del vecino de Caleta Olivia que salió a saludarlos desde la terraza de su casa para contar que estaba luchando contra un cáncer pero que el Coronavirus no lo iba a matar y que alentaba a los argentinos a quedarse en su casa para poder combatir esta amenaza.

“Me encontré con mucha gente a la que realmente le duele la cuarentena. Varados lejos de su familia, gente del Interior que está acostumbrada a salir, o el caso de la maestra de música de Colalao del Valle, Tucumán, que realmente sufría porque no podía cantar con sus alumnos. Y me puse a llorar con ella”, recuerda.

Paula en el motorhome, donde tenía una habitación para ella.

El apoyo de su familia, y hasta sus críticas en algunas ocasiones, fue fundamental en este recorrido que la afrontaba día a día a una montaña rusa de emociones. Y por esto, el último lugar que visitó antes de volver al canal fue Ramos Mejía, donde pasó por la puerta de la casa de sus padres y hermano.

Y ahora que volvió a su barrio después de más de un mes, se encontró con una cuarentena más flexible y con más locales abiertos, pero no por eso menos cuidados: “Vi la distancia social y el barbijo. Además, vi un Ramos mucho más limpio, sin autos. Me recordó un poco a mi época en la Escuela Nº 4, en Avenida de Mayo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1