Coronavirus en EE.UU.: los nuevos brotes ponen la reapertura económica en pausa



Tan solo un día después de asegurar que “retroceder” en la reapertura económica “era lo último que quería hacer”, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dio la orden de que los bares del Estado debían cerrar, mientras que los restaurantes deben reducir su capacidad operativa. Su decisión llega luego de que en la última semana Texas experimentara marcados ascensos en la cantidad de infectados de coronavirus.

“Es claro que la suba en la cantidad de casos positivos de coronavirus se debe a ciertas actividades, entre ellas, la congregación de personas en los bares. Las acciones que manda esta orden ejecutiva son esenciales para contener la expansión del virus y proteger la salud pública”, afirmó Abbott, según informó The New York Times.

La orden de Abbott contempla que los bares cierren este viernes a las 12 del mediodía hora local, hasta nuevo aviso. Pueden seguir funcionando con la modalidad takeout. Los restaurantes, que estaban trabajando al 75% de su capacidad operativa, permanecerán abiertos, pero deberán reducir esa figura al 50%.

Una playa en Miami. Florida anunció que ponía en pausa su reapertura económica debido al alza en la cantidad de casos. / EFE

La decisión del gobernador llegó luego de que el porcentaje de casos positivos detectados en el Estado superó el 10% de los testeados, una vara que se había fijado como señal de que la crisis estaba agravándose. A lo largo de la semana que pasó, Texas rompió récords en cantidad de nuevos infectados por día, la figura más alta el miércoles, cuando tuvo 6584 positivos. En algunos condados, se dispuso la obligatoriedad de barbijos o máscaras en comercios, tanto para empleados como para clientes.

Texas no es el único Estado que actualmente está lidiando con nuevos brotes. El jueves, Alabama, Alaska, Montana y Utah también reportaron figuras récord en la cantidad de contagiados. California superó los 200 mil infectados, el segundo Estado con la mayor cantidad de positivos, aunque su infección por cápita es marcadamente menor a la de Nueva York. Estados Unidos reportó 41 mil casos nuevos también este jueves, una cantidad récord por segundo día consecutivo.

Loa sitios de testeo de coronavirus en Florida empezaron a ver una concurrencia más nutrida en la última semana. / AFP

Florida tuvo más de 10 mil casos nuevos en los últimos dos días: actualmente tiene más de 114 mil infectados de coronavirus. Orange County, el condado donde se encuentra Orlando, tiene un promedio diario de 353 casos nuevos, un alza significativa comparada con los 73 casos por día que tenía tan solo 15 días atrás. En los sitios de testeo, han vuelto a aparecer multitudes luego de semanas en que la concurrencia era escasa. El porcentaje de positivos sobre el total de testeados también subió: de 8,9% el miércoles, el jueves pasó a 13,1%.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, afirmó este jueves que el Estado no iba a pasar a la próxima fase de la reapertura. Si bien las playas, los shoppings y los hoteles ya abrieron, los restaurantes siguen operando al 50% de su capacidad, y los estadios para recitales, piletas públicas, y salones y masajes y tatuajes siguen cerrados.

Por su parte, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, también declaró que su Estado estaba “en pausa”, dado que los hospitales empezaban a recibir cada vez más pacientes. 

Las personas jóvenes componen un gran porcentaje de los nuevos casos de coronavirus. La tendencia preocupa a funcionarios de salud, y han generado nuevos pedidos de que la gente use barbijos y practique la distancia social.

Los sitios de testeo en Arizona informan que que los pacientes de entre 20 y 44 años representan la mitad de los casos. En Florida, la edad promedio de quienes testean positivo bajó hasta los 35: en marzo, era de 65 años.

Mirá también

Para los especialistas, una de las razones por la que esto podría estar pasando se debe a que los jóvenes usan más los bares, y socializan más, que las personas mayores. Los jóvenes asintomáticos podrían estar diseminando el virus por todas partes. 

La situación preocupa por qué pone en jaque los planes de acelerar la reapertura de escuelas y universidades, como así también recitales y eventos deportivos. 

La suspensión de las reaperturas llegan en el mismo momento en que las autoridades sanitarias reconocen que el alcance del coronavirus es vastamente mayor a lo que se conoce. Robert Redfield, el director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, declaró el jueves que se estima que la cantidad de estadounidenses afectadas por el virus es diez veces mayor que los 2,4 millones de casos positivos reconocidos de forma oficial.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1