Coronavirus en Brasil: talan árboles en Manaos para hacer lugar a las tumbas



Una de las zonas más golpeadas en Brasil por la pandemia de coronavirus, es Manaos, la capital del estado de Amazonas, donde el 25 de marzo se reportó la primera víctima y de ahí en más los decesos y contagios no han detenido su escalada. 

Sin embargo, solo el 5 % de los mas de 4.300 entierros realizados en abril y mayo han sido confirmados como casos de COVID-19 por la falta de testeos que acrediten las causas de los decesos.

Debido a la proliferación de la enfermedad el cementerio público Nossa Senhora Aparecida, desbordó su capacidad y las autoridades decidieron talar una zona de bosque tropical para abrir tumbas en terrenos aledaños.

La comunidad Bela Vista do Jaraqui, golpeada por la pandemia COVID-19, en la zona rural de Manaos, Amazonas (Brasil).

Se armaron fosas comunes, brutalidad que generó el enojo de los familiares que se quejaron porque sus seres queridos fueron depositados en esos lugares sin saber el motivo de la muerte.

Los médicos y psicólogos de la zona adjudican estas reacciones a la falta de información, de educación, escasez de pruebas y mensajes contradictorios de los líderes políticos.

El barrrio de Sao Francisco, en Manaos, Brasil. Foto/ AFP.

El presidente Jair Bolsonaro ​es uno de los presidentes más temerarios a la hora de tratar la pandemia, los mismos pasos siguió el gobernador de Amazonas, Wilson Lima, aliado de Bolsonaro, quien también restó importancia a la amenaza en un primer momento. “Hay una gran histeria y pánico”, manifestó el 16 de marzo, tres días después de la confirmación del primer caso en Manaos en una mujer que había viajado a Europa.

Coronavirus en Brasil

Fuente: MINISTÉRIO DA SAÚDE | BRASIL Infografía: Clarín

El desastre en Manaos se sigue expandiendo. “Es una escena en vida de una película de terror. El estado ya no es de emergencia, sino de calamidad absoluta”, comentó el mes pasado sobre la situación el alcalde de la ciudad, Arthur Virgilio Neto, opositor de Bolsonaro, a quien trató de “loco” en las redes sociales.

Ciudadanos asisten al funeral del cacique Messías Kokama, de 53 años, víctima de covid-19, en el Parque de las Tribos de Manaos. Foto/EFE

El promedio de muertes ascendió de 20 a 100 en poco tiempo. Y además, el virus llegó a las comunidades indígenas causando estragos. En ese contexto, en el cementerio público Parque Taruma también abrieron fosas comunes. Solo cinco familiares pueden dar un adiós a su ser querido. Se utilizaron cámaras frigoríficas de camiones para conservar los cadáveres.

“Estamos haciendo un trabajo duro para enterrar personas. Ya tuvimos sepultureros enfermos, que contrajeron coronavirus, algunos no saldrán con vida”, señaló el alcalde sobre la crítica situación que se agrava cada día.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1