Coronavirus en Argentina: multan y le secuestran el auto a un diputado provincial que manejaba borracho en plena cuarentena



Un diputado provincial de La Pampa, Espartaco Marín (PJ), violó la cuarentena y fue demorado en un control vial. Pero su raid no terminó ahí: terminó multado y con el auto secuestrado, ya que su test de alcoholemia reveló que tenía 1,24 gramos de alcohol en sangre, más del doble de lo permitido.

El incidente ocurrió en la madrugada del lunes, cerca de las 2.30. Una fuente policial reveló que en el cruce de las rutas nacional 35 y provincial 12-en el acceso norte a la ciudad de Santa Rosa- un Volkswagen Vento eludió el control vial establecido por la Policía provincial, que también cumple el objetivo de control sanitario en el marco de la pandemia por coronavirus. En rigor se trataba de un puesto de la Patrulla Rural que busca evitar el abigeato, que en épocas de crisis se produce en cercanías de las ciudades.

Según pudo reconstruir Clarín, primero el auto no quiso parar, pero lo detuvieron igual. “Se hizo el que no vio el patrullero y siguió de largo, otro móvil tuvo que salirle al cruce y lo frenaron varios kilómetros adelante”, detalló una fuente policial.

En el lugar había un móvil de Defensa Civil. Y un patrullero salió a interceptarlo. Logró que Marín se detenga a unos 7 kilómetros de ese puesto, ya en el ingreso a la ciudad de Santa Rosa, en cercanías de la rotonda “El Avión”, donde se muestra un viejo Gloster.

El diputado provincial es hijo de Rubén Marín, ex gobernador pampeano durante 20 años y ex senador nacional. De acuerdo a fuentes que siguieron el caso, una vez que la patrulla lo interceptó, Espartaco Marín pidió en forma insistente que lo dejaran ir.

“Tenía un fuerte aliento etílico y dificultad en el habla, por eso el personal de Seguridad Rural le pidió que se haga un alcotest”, explicó una fuente policial. El examen le dio 1,24 gramos de alcohol en sangre. Allí le hicieron una multa y ordenaron el secuestro del auto. Marín fue retirado del lugar por un familiar pasadas las 3.30.

El acta de infracción fue por “conducir alcoholizado”. Pero no hubo una notificación de una posible violación a la cuarentena. Marín -según trascendió- habría regresado de comer un asado en un campo. En ese caso habría violado los condiciones de la cuarentena, ya que en La Pampa se permiten reuniones sociales de hasta 10 personas todos los días de la semana, pero el máximo horario permitido es la 1 de la madrugada.

Hace unos años, Espartaco Marín estuvo salpicado por otro extraño incidente en un control vial. El mismo VW Vento ahora secuestrado, fue abandonado a pocos metros de un control donde se realizaban test de alcoholemia. El conductor salió corriendo. Del lado del acompañante quedó un amigo del diputado, quien se negó a decir el nombre del conductor cuando fue consultado por los empelados de Tránsito. ¿El que corrió era Espartaco?

Y hay más. Recientemente, el hijo del ex gobernador denunció que fue víctima de una operación de la AFI macrista, cuando lo involucraron en un denuncia y una investigación judicial por tráfico de droga, de la que resultó desvinculado.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1