Coronavirus en Argentina: investigan si le vendieron plasma a un paciente internado en Zárate



Hasta hace pocos días, casi nadie había oído hablar del hoy cada vez más popular “suero de convalecientes”, el tratamiento que surge a partir del plasma de la sangre de los pacientes de coronavirus recuperados y parece perfilarse como el oro de la pandemia. Ese desconocimiento sobre el tema puede dar lugar, por ejemplo, a que a pesar de que todavía todo se trate de protocolos de investigación y ensayos clínicos, haya pacientes a los que se les quiera cobrar por esta supuesta “cura” del Covid-19.

La situación puntualmente se dio en Zárate, a 89 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. El intendente del Frente de Todos, Osvaldo Cáffaro, confirmó a Clarín que tomó conocimiento de un supuesto caso este miércoles y que se encontraba haciendo las averiguaciones para determinar qué ocurrió realmente. Además, dijo que verán si el Estado municipal puede intervenir en el tema. “Es todo muy nuevo lo del plasma y estamos viendo cómo actuar”, dijo.

Clarín supo que la denuncia surgió de una familia que tiene a un paciente todavía internado en la Clínica Privada del Carmen, allí en Zárate. El caso fue contado hace unos días en el blog local “Príncipe del manicomio”, en el que su autor se hacía una serie de preguntas sobre si esto estaba sucediendo y cómo podía ser posible que nadie lo controlara.

Los familiares del paciente internado con coronavirus dieron a conocer un recibo por más de 74 mil pesos que les habrían entregado en la clínica. Y el detalle da cuenta de que es en concepto de “Plasma”. En realidad, el reclamo de la familia era que la obra social del paciente no quería cubrir el tratamiento, y según contaron a Clarín contrataron a un abogado para que los representara en ese aspecto. Pero lo que estaba ocurriendo, si las cosas tuvieron lugar como dicen, era que a este paciente de 46 años le habrían cobrado por el plasma.

Clarín consultó a otras empresas de medicina privada sobre el tema, y confirmaron que, efectivamente, por el plasma no se cobra de ninguna manera. Además, el artículo 4 de la Ley de Sangre dice: “Prohíbese la intermediación comercial y el lucro en la obtención, clasificación, preparación, fraccionamiento, producción, almacenamiento, conservación, distribución, suministro, transporte, actos transfusionales, importación y exportación y toda forma de aprovechamiento de la sangre humana, sus componentes y derivados”.

El recibo que mostró la familia por el dinero que dicen haber pagado en la clínica de Zárate por el plasma.

El artículo 66 agrega que “las facturaciones serán diferenciadas debiendo separarse el gasto que corresponda al acto médico en sí, de aquel que fuere inherente a los materiales, envases o equivalentes. Y que “en ningún caso se autoriza que los cobros en la materia sean unificados bajo el concepto general de derechos de transfusión o análogos”.

Fuentes de la salud pública porteña, que en este momento están fabricando suero de convalecientes a partir del plasma de pacientes recuperados, explicaron a este medio que una bolsa de plasma tiene un costo aproximado de 35 mil pesos, pero que de ninguna manera su administración presume un costo para el paciente. Al contrario, “el internado participa de un ensayo clínico y de alguna manera es ‘conejillo de indias’ para determinar qué efectos tiene el plasma en determinados enfermos de coronavirus”, agregaron.

Al paciente de Zárate, según sus familiares, le habrían administrado dos bolsas de suero. Y ahora se encontraría en franca recuperación, aunque todavía sigue internado. Su entorno, esperanzado con la mejoría, hizo especial hincapié en manifestar el “agradecimiento para con los médicos”.

Mirá también

Desde el lugar de la mujer y el hermano del enfermo, la intención era que la obra social se hiciera cargo del costo del tratamiento: lo único que querían era que el paciente recibiera el suero de convalecientes para poder recuperarse. Y, según manifestaron, movieron cielo y tierra para conseguir los 74 mil pesos.

“Mañana -por este jueves- vamos a tener más información sobre qué ocurrió en la Clínica del Carmen y vamos a comunicarnos con el Ministerio de Salud de la Provincia”, dijo a Clarín el intendente Cáffaro. Si bien este medio se comunicó este miércoles por la noche con el director médico del sanatorio, no pudo obtener más datos. El profesional se negó a dar detalles y se limitó a decir: “Es un tema privado sobre el que no podemos dar información”.

La intención de Clarín era consultarlo sobre cómo se habían dado efectivamente los acontecimientos que cuenta la familia Díaz, además de saber cómo la clínica había conseguido el supuesto plasma en caso de que efectivamente se lo hayan aplicado al paciente.

Mirá también

Cáffaro le confirmó a Clarín que por el momento, en Zárate, no están produciendo suero de convalecientes, pero que el objetivo es empezar a recibir donantes de plasma en el hospital municipal. ¿Es posible que esta clínica privada esté produciendo el suero por su cuenta?, le consultó este medio al funcionario. Lo consideró “poco probable”.

El hermano del paciente internado, Francisco Díaz, un soldador que vive en Lima, cerca de Zárate, habló con el canal local Play y afirmó: “Este no es un remedio que está vigente entonces la obra social no se hace cargo. Nos dijeron que la clínica nos tenía que mandar qué protocolo tenían para ver si se lo aprobaban. Se tiraron la pelota unos a otros mientras el paciente se moría. Gracias a Dios mi cuñada consiguió la plata”.

En esa misma entrevista, este hombre que en su pueblo todos conocen como Pichuco, contó que su hermano trabaja en una papelera de Campana: “Les hicieron el hisopado cuando había algunos contaminados (sic) y a él le dio negativo. Se quedó en la casa por control, le dieron la cuarentena y empezó a tener síntomas. Ahí lo dejaron internado. Le volvieron a hacer el hisopado y le dio positivo. Ahí fue cuando le dijeron que le tenían que dar plasma”.

Clarín habló con vecinos de Zárate, algunos de ellos vinculados al remero Pablo Ventura, falsamente involucrado en el crimen de Fernando Báez Sosa por los rugbiers detenidos en Villa Gesell. Dijeron que en esta ciudad de 130 mil habitantes la historia del plasma es “vox populi” hace ya casi una semana. Ahora, los funcionarios se comprometieron a encontrar las respuestas a las incógnitas que aún quedan sin responder.

PS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1