Coronavirus en Argentina, el trigo un patriota en esta cuarentena



Suele decirse que se necesita mucha energía para lograr una buena cosecha de trigo y mucho de eso se observa estos días de cuarentena en las rutas bonaerenses. No son las únicas. El mismo paisaje se repite en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. En las bonaerenses Coronel Dorrego o en Alberti, por citar dos lugares, las llamadas “comparsas” de contratistas con sembradoras de precisión ya están en los campos. Al cereal lo llaman patriota. Tal vez por su fecha de siembra, entre el 25 de mayo y el 9 de julio. Y esta vez, viene con el pan bajo el brazo. Hubo lluvias en otoño, hay mañanas con baja temperatura y su precio a diciembre, descontados las retenciones del 12%, llega a US$ 170 por tonelada.

Es la combinación perfecta para una cosecha que ya se estima en 24,5 millones de toneladas y que tiene salida exportadora segura aunque Bolsonaro se enoje con Alberto Fernández y nos deje de comprar las habituales 6 millones de toneladas. En los últimos años Argentina logró 40 nuevos destinos. Y en este 2020 los países del Mar Negro, grandes productores, están en problemas.

Según David Hughes, ex presidente de Argentrigo y con campo en Alberti, el cereal tiene mercado y en esta campaña habrá un importante saldo exportable. Hughes añade que el trigo es un cultivo que se sabe hacer: “el productor en esa mezcla de tradición e innovación, conoce bien al principal cultivo de invierno que también motoriza con los camiones, la venta de semillas y agroquímicos, la economía del interior.

Jorge Srodek, con establecimiento en Coronel Dorrego, cuenta que para esta campaña se hizo de insumos, como el fertilizante a US$ 400 la tonelada al dólar oficial. Al al monto se lo pesificaron y lo financió con la tasa del 24% anual. Con su tarjeta campo en un banco privado puede adquirir maquinaria a largo plazo al 20% anual. “Nosotros nos jugamos, pero la incertidumbre siempre está. Y no me refiero a la climática que es parte de nuestra ecuación de negocios. Esperamos que el Gobierno no cambie las reglas. Siempre hay una amenaza dando vuelta”. Srodek describe rutas atiborradas de camiones con la cosecha de soja que aún se está levantando en esa región del sudeste bonaerense. Con la bajante del Paraná, los puertos de Bahía Blanca y Quequén están trabajando como nunca.

Mirá también

Leonardo Sarquís, ex ministro de Producción de María Eugenia Vidal, dice que en el campo hay mucho de actitud, de hacerle frente a la cuarentena. “Hay una gran oportunidad, no le quitemos la motivación”, suelta al señalar que se extendió el área agrícola gracias a la tecnología que permite un trigo más resistente a la falta de agua. Según sus estimaciones,  en esta campaña triguera, que se levanta en diciembre, se generaría un “pebete”, como se llama al PBI del trigo de US$ 4.165 millones. Todo un regalo de Navidad.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1