Coronavirus en Argentina: cómo es la Unidad Sanitaria Móvil en la que se hacen los hisopados del plan Detectar



“Todo esto te conmueve, uno no puede ser indiferente a lo que ve”, cuenta Jacqueline Vera en lo que prácticamente se volvió su consultorio. La Unidad Sanitaria Móvil del operativo Detectar, el tráiler con dos puestos en los que se realizan hisopados para detectar coronavirus​, aterrizó este sábado en el barrio porteño de La Boca, tras concluir su paso por Flores, donde se identificaron 175 “contactos estrechos” de casos confirmados que fueron hisopados. 

El operativo Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) comenzó a principios de mayo en el barrio Padre Mugica (Villa 31) de Retiro, y luego se extendió a otras cuatro villas (1.11.14, 21.24, 15 y 20). 

“En la Villa 31 llegué a hisopar a veinte personas -cuenta-, la mayoría son familias que vienen con sus hijos y están en situación muy vulnerable”, relataba este sábado a Clarín. Jacqueline comenta que trabaja junto a otra enfermera en la atención de los casos sospechosos los fines de semana. Y señala que buena parte del tiempo tienen que esperar. 

Así es la unidad por dentro. Foto: Juano Tesone

Toda jornada del Detectar arranca con una planilla. Los integrantes de las cuadrillas -trabajadores sociales, médicos, voluntarios de organizaciones sociales y promotores de salud de la Ciudad- se visten con camisolín, barbijo y máscara, y reciben un listado de direcciones para visitar. Son domicilios en los que ya se reportaron casos positivos de coronavirus. El objetivo será detectar quiénes tuvieron contactos estrechos con esas personas y evaluar si tienen síntomas para decidir si enviarlos o no a la base del operativo.

En La Boca, la base de operaciones está en la Escuela Media 3, ubicada en la calle Palos al 200. Allí, los vecinos que llegan pasan por un triage, que es una entrevista de control protocolar en la que se toma la fiebre y se vuelven a hacer preguntas para evaluar que sea necesario el hisopado. Desde allí, las personas ingresan a la escuela, donde se hace el empadronamiento y en el camión se hace el hisopado.

El camión oficia de consultorio móvil. Foto: Juano Tesone

“Cuando la persona sube acá -explica Jacqueline- le pedimos que diga en voz alta el nombre, el apellido y el DNI para corroborar que los datos de la planilla estén bien. Luego rotulamos el tubo de la muestra y se corta a la mitad el palito en el que está el hisopo y se pone adentro del tubo”.

Luego, la muestra se guarda en un envase de triple seguridad. Como si se tratara de guardar un objeto en una muñeca Mamushka, el tubo se coloca en una bolsita plástica, que va adentro de un tubo mayor y luego en una caja.

Tras registrar buenos resultados en las villas y asentamientos, los ministerios de Salud de Ciudad y Nación decidieron trasladar el operativo a aquellas zonas que mayor presencia de virus tenían.  De ese modo, arrancaron el 6 de junio en Balvanera, donde tras tres días de trabajo, uno de cada tres casos dio positivo.

Luego fue el turno de Flores, barrio en el que también estuvieron tres días. Había sido el distrito porteño con más casos confirmados en los cinco días anteriores. Los positivos habían aumentado un 48%, cuando el promedio de la suba en toda la Ciudad había sido del 44%. Hasta este sábado, se conocían 40 positivos, que fueron derivados según sus necesidades de atención y 35 personas se encontraban aisladas a la espera del resultado.

Los barrios que seguirán a La Boca serán Constitución y Barracas. En todos los casos, los dispositivos continuarán funcionando con un equipo en territorio. Los siguientes puntos serán seleccionados de acuerdo a la evolución de los contagios a lo largo del territorio porteño.

NS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1