Coronavirus: desde San Lorenzo cuentan por qué cambiaron de planes y explican los riesgos de la “burbuja”



En las últimas horas, el cuerpo técnico de San Lorenzo tomó la determinación, muy a su pesar, de modificar los planes que tenía en mente. Como adelantó Clarín el domingo, un día antes de implementarla, desactivó la “burbuja” sanitaria que iba a tener lugar en el predio de Ezeiza de la AFA, donde se entrena el plantel de Mariano Soso.

Desde la dirigencia del Ciclón explicaron qué fue lo que provocó esta variación en la planificación de la temporada. “El predio de AFA es de lo mejor que hay en la Argentina, lejos. Ojalá pudiéramos estar siempre allí, por la comodidad, por la atención, por todo. No fue un tema de espacio físico. Estamos en una situación inédita para todos en todo sentido. Todo esto se desencadenó después de la experiencia de River y se decidió cambiar los planes. Fue un tema de seguridad para todos los que iban a convivir allí esos diez días”, le contó a Clarín Miguel Mastrosimone, secretario de la entidad de Boedo, ante la consulta de este diario.

“Al ver lo que ocurrió en River, nuestros médicos y el infectólogo entienden que si estás en una burbuja y cae un infectado podría desmadrarse todo el plantel si se empiezan a contagiar entre todos. Y ahora vemos lo que está pasando en Boca”, continuó el dirigente, que puso el acento en las dudas que se dispararon ante el caso positivo del entrenador de arqueros del conjunto de Núñez estando dentro de la concentración. Ahora, además, varios futbolistas de Boca presentaron síntomas.

Mariano Soso en el entrenamiento de San Lorenzo en Ezeiza. Foto: @SanLorenzo

Mastrosimone profundizó: “Por ese tema empezamos a ver que era mejor disminuir el tiempo de ocio que iban a tener juntos los jugadores en la concentración para evitar contagios masivos. Los lugares de ocio debían ser utilizados en grupos de a seis. Y la concentración tenía que ser con barbijos, guantes, comida empaquetada como en los aviones… Es decir que si la concentración era para generar unión de grupo, no iba a cumplir con ese fin justamente con estas condiciones”.

Ante esto, Mariano Soso consideró que sería en vano y riesgoso montar tanta organización para no poder trabajar con total libertad. Por eso, continuarán como hasta ahora, aunque harán jornadas de doble turno. El secretario de San Lorenzo comentó, además, por qué según los especialista el sistema de “burbuja” sanitaria tiene estas fisuras: “El problema es que el hisopado se hace un viernes o sábado y a la burbuja se entra el lunes. En esas 36 horas libres uno se puede agarrar el virus y llevarlo a la concentración”.

De todos modos, hay una manera de hacer una concentración que garantice estar libre del virus, aunque se requiere de un tiempo prolongado puesto que la primera semana sería de control: “Tendríamos que testearlos antes de entrar y luego esperar cinco días con estricto protocolo adentro de la concentración para hacer nuevos testeos y recién ahí, si todos dan negativos, poder relajar el protocolo. El problema es que te quedan solamente cinco días para convivir en condiciones normales, es poco tiempo. Si podemos conseguir una semana más de tiempo tal vez se podría hacer, pero tenemos un amistoso pautado para el 12 de septiembre”.

San Lorenzo planea jugar el sábado 12 ante Argentinos, el miércoles 16 enfrentaría a Gimnasia y el sábado 19 jugaría ante Banfield. Todos serían en el Nuevo Gasómetro y a puertas cerradas. Todavía resta el visto bueno del Ministerio de Salud. Sobre esto, Mastrosimone expresó: “Los amistosos, a puertas cerradas, serían buenos a modo de prueba de cara al inicio del próximo campeonato. Para poner a prueba el protocolo del traslado de los equipos, los testeos, etcétera”.

El dirigente, en tanto, habló de los hermanos Oscar y Ángel Romero, quienes tras llegar de Paraguay el jueves pasado están en una quinta en la zona de Canning cumpliendo con el aislamiento correspondiente: “Están haciendo la cuarentena obligatoria y se están entrenando con el monitoreo del cuerpo técnico. La otra semana ya se podrían sumar luego del hisopado. Ellos están bien y tienen todas las comodidades”.

Por último, Mastrosimone descartó la chance de sumar un tercer refuerzo en lo inmediato. “Por el momento no tenemos nada y no hay decisión para ir en búsqueda de algún otro jugador”, cerró el secretario azulgrana.

Este lunes pudo sumarse al plantel Jonathan Herrera, recuperado de coronavirus, que había llegado a préstamo. La otra cara nueva es Franco Di Santo, quien se acopló hace unos días.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2