Coronavirus: dan otro paso para aliviar a los comercios y que no paguen el ABL de junio y julio



Una ayuda en medio de lo crisis. En la Legislatura porteña se dio otro paso más para que los comercios porteños reciban algo de alivio mientras padecen las consecuencias de más de cien días de cuarentena por la pandemia de coronavirus.

La comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria avanzó para darle  dictamen al proyecto del Ejecutivo que propone liberar a los comerciantes damnificados por la pandemia del pago de las alícuotas de ABL correspondientes a junio y julio. Aunque la mayoría de los locales, salvo los considerados esenciales, debieron cerrar a fines de marzo, hubo rubros no esenciales que pudieron abrir en mayo y junio. Pero desde este miércoles volvieron a cerrar por la nueva estapa de la cuarentena, con lo que la situación se agravará.

La misma iniciativa que se discutió este jueves, y que llegaría al recinto para ser aprobada el jueves 16 (el de la próxima semana es feriado por el 9 de julio), propone la creación de una línea especial de créditos del Banco Ciudad, con tasa subsidiada del 12% anual y reducción de requisitos respecto de otros préstamos, destinada a paliar la situación generada por la merma de ventas y facturaciones.

“El objetivo es aliviar un poco la situación de los comerciantes, con quienes veníamos acordando un esquema de reapertura gradual de los locales”, explicó en la reunión de comisión, que se hizo a través de la plataforma zoom, el ministro porteño de Desarrollo Económico, José Luis Giusti. El funcionario agregó que piensan ampliar otros instrumentos en apoyo de sectores productivos y emprendedores perjudicados por la situación.

Mirá también

Manuel Balestretti, de la AGIP (Administración Gubernamental de Ingresos Públicos), también participó de las deliberaciones con los diputados locales para explicar cómo se haría la instrumentación de las medidas proyectadas.

En el mismo encuentro, la comisión de Desarrollo Económico, Mercosur y Políticas de Empleo, presidida por Marcelo Guouman (UCR), avanzó con el proyecto de Gonzalo Straface (Vamos Juntos) de simplificación administrativa, que elimina varios pasos burocráticos y facilita las gestiones inherentes a las habilitaciones de locales o actividades y los requisitos de control y fiscalización.

Según estimaciones de la Federación de Comercio de Buenos Aires (Fecoba), unos 20 mil locales no volverán a abrir luego de la cuarentena. Y con las nuevas restricciones se gravará la situación y estiman que el número de los que bajarán la persiana para siempre llegará a 27.000.

Mirá también

Por eso, además de discutir protocolos de funcionamiento para las distintas actividades, insisten con un pedido que se repite desde el inicio de la cuarentena. Tiene que ver con que se dispongan medidas para que los supermercados no vendan productos no esenciales. 

“En momentos en los que las Pymes atravesamos serias restricciones para vender nuestros productos, resulta inconcebible que los supermercados lo puedan hacer, perjudicando aún más las posibilidades de recuperación del sector”, expresó FECOBA a través de un comunicado.

El titular de la entidad, Fabián Castillo, celebró la decisión de algunos municipios de la provincia de Buenos Aires que resolvieron impedir la venta de calzado, juguetes y ropa hasta el 17 de julio.

“Es un paso simbólico muy importante porque existe una evidente desventaja comercial para los comercios que están cerrados. Si se sigue permitiendo que los supermercados avancen, cuando podamos reabrir ya no tendremos a nadie a quien vender”, manifestó Castillo.

SC

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1