Copa Libertadores 2020: Boca quedó en el medio de un conflicto inesperado entre los protocolos sanitarios de la Conmebol y de Paraguay



El reinicio de la Copa Libertadores sigue sumando episodios de confusión. Boca quedó en el centro de la escena con una problemática que parecía haber quedado atrás en la última semana, una vez que el plantel entero pudo volver a entrenarse después del brote de coronavirus en la “burbuja” de Ezeiza.

¿Qué ocurrió? En los testeos de rutina que realizó el club, el virus sigue detectable en varios de sus jugadores (algo habitual en la mayoría de los positivos), pero eso generó un problema entre la Conmebol y el Ministerio de Salud de Paraguay, donde Boca debe visitar el jueves 17 al Libertad de Ramón Díaz.

Migraciones no permite el acceso a ese país en tanto no haya un chequeo que acredite un test negativo al menos 72 horas antes del ingreso a su territorio. ¿Entonces? Mientras la Conmebol alienta el retorno de la competencia, en territorio paraguayo se niegan a permitir el ingreso al país a la delegación.

En Boca causó sorpresa el cambio de situación, porque cuentan con las notificaciones de alta que la Conmebol mandó para cada futbolista que había dado positivo en este tiempo y todos tienen como fecha de permiso entre el 12 y el 15 septiembre. 

Este martes habrá nuevos testeos, esta vez serán PCR (el club hizo los serológicos e hisopados el fin de semana) y esperan que haya luz verde de parte de la Conmebol a partir de un acuerdo con Migraciones del país vecino.

Russo, atento en la práctica de Boca. Foto: Prensa Boca

¿Qué pasará si llega la negativa? ¿Puede Boca negarse a viajar si no autorizan que su plantel entre a Paraguay? Es una versión que desde el club empiezan a agitar con fuerza, muy molestos por el cambio de reglas de último momento.

La única reacción de la Conmebol fue un comunicado, el domingo por la noche, elevando de 40 a 50 la lista de jugadores, cuando el sábado había exigido que se presentara una extensión de los 30 originales. El mensaje parece claro del lado de la organización: presentarse como se pueda y con los que se pueda.

El caso de Paulo Dybala es emblemático. Un jugador positivo del virus puede seguir dando detectable durante cerca de un mes, aunque ya se entrene con normalidad con sus compañeros.

Entre aquellos en los que el virus sigue siendo detectable, están los arqueros del plantel, quienes llevan 17 días desde el contagio inicial. ¿Cuánto más deberán aguardar para que se les permita viajar? Por eso en Boca consideran que se trata de una resolución que Conmebol deberá revisar con cada Ministerio de Salud de los países involucrados.

¿Existe la chance de postergar el partido del jueves? “En el caso de tener cierta cantidad de jugadores enfermos, cabe la posibilidad de suspender los partidos”, advirtió Gonzalo Belloso, el secretario general adjunto y director de Desarrollo de Conmebol, hace un mes.

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol.

¿Conmebol prohibirá que cada futbolista que es parte de la delegación se mueva de un lado a otro aunque ya no contagie? Las restricciones de ingreso a cada país fueron distinta para cada ministerio.

De hecho, en la Argentina se cambió el protocolo y se autorizó que aquellos que lleguen desde el exterior no deban hacer los 14 días de confinamiento obligatorio, tengan o no un testeo positivo.

¿Qué ocurriría si ahora desde Argentina vuelve a poner esa norma e imposibilita que los rivales de River, Boca, Defensa y Justicia, Racing y Tigre puedan jugar?

Conmebol tendrá que destrabar esta situación. Y Boca aguarda una notificación, además de los nuevos resultados. De hecho, el club ya realizó los chequeos de sangre que demuestran que los futbolistas presentan anticuerpos pero pueden entrenarse e incluso retornar a sus casas luego de cada práctica.

Miguel Ángel Russo, mientras tanto, tiene a disposición al 90 por ciento del plantel para realizar prácticas de fútbol como la del domingo y la que hará este martes con ensayos formales de 11 contra 11. Es que ya no hay rastros de contagiados ni de síntomas en otros futbolistas, pese a lo que desde Conmebol insisten como restricción.

Más allá de la baja por lesión de Ramón Ábila (se desgarró y tendrá para 21 días) y una duda con Julio Buffarini (tiene una molestia en el gemelo derecho), el DT puede optar por poner apellidos titulares, aunque sin el ritmo de juego.

Eso, claro, si Paraguay le abre las puertas…

Mirá también Mirá también

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *