Convierten en obras de arte los guardapolvos de médicos que luchan contra el coronavirus y los subastarán



“Me siento como si estuviera pintando la capa de un superhéroe”, dice Gennaro Rodríguez, uno de los 22 artistas plásticos de Panamá que han transformado los guardapolvos blancos de un puñado de médicos en obras de arte contra el coronavirus.

La bata pintada por Rodríguez con acrílico muestra figuras geométricas y orgánicas de vivos colores.  “En mi obra yo uso mucho gris de fondo, pero cambié ese gris por el blanco, dejándolo en la bata, porque para mí es un significado de esperanza”, agrega el pintor desde un departamento en Ciudad de Panamá transformado en taller de pintura.

Rodríguez forma parte de un conjunto de artistas panameños que han pintado obras de arte sobre 24 guardapolvos para recaudar fondos contra la covid-19 en una subasta.

El artistas Rolando de Sedas posa con su obra, realizada en el guardapolvo de la doctora Lilian Valdez. Foto: AFP

Las piezas fueron cedidas por médicos e investigadores que han estado en la primera línea de combate a la pandemia, y cada prenda lleva sus nombres.

La prenda que pintó Rodríguez es de Fulvia Vergara, jefa del departamento de Cuidados Intensivos del hospital público Santo Tomás, en la capital. Al contemplarla, Vergara compara su guardapolvo con la capa de Superman. “Para el médico es como su capa que lo protege y lo identifica” y verla así pintada “es de gran emoción y satisfacción”, le dijo la médica a la agencia AFP.

En el sector capitalino del Cangrejo, el artista Rolo De Sedas contempla en su departamento el uniforme que convirtió en obra de arte. Pintada de verde, la prenda muestra una figura femenina inspirada en el folclore panameño. De Sedas cuenta que mientras pintaba se imaginaba a la doctora que cedió su atuendo corriendo por los pasillos para atender a los contagiados por el nuevo coronavirus.

La doctora Fulvia Vergara muestra su guardapolvo, intervenido por el artista Genaro Rodríguez. Foto: AFP

“Ninguno de los objetos que había intervenido anteriormente para convertirlos en una obra de arte habían tenido tanto protagonismo o tanta vida”, comenta De Sedas.

En la subasta se podrán ver guardapolvos pintados con paisajes, animales, figuras geométricas, virus imaginarios, mujeres desnudas bañándose en un mar verdoso y los ojos llorosos de un niño angustiado. También hay prendas con imágenes oníricas que evocan la cultura asiática o un cuadro de Salvador Dalí, el genio español del surrealismo.

“(Lo que quise) ante todo es rendir un homenaje a los médicos que han sido los héroes protagonistas en esta pandemia”, dice la artista plástica Olga Sinclair. “El arte tiene la cualidad de engalanar y embellecer cualquier circunstancia” y además queda en la memoria como “un testimonio de lealtad, solidaridad y belleza”, agrega Sinclair.

Un empleado de la galería donde serán subastados los guardapolvos los acomoda en una vidriera. Foto: AFP

Panamá, con cuatro millones de habitantes, es el país de Centroamérica con mayor número de contagios por covid-19, con más de 111.000 infectados y 2.348 defunciones hasta este martes.

La subasta se realizará del 1 al 4 de octubre de forma virtual, y sus organizadores aseguran que los fondos recaudados serán utilizados en la adquisición de equipos para los centros de salud.

“Realmente necesitan muchísima ayuda, no solamente de insumos médicos por el covid, sino también de equipamiento”, indica a AFP Ricardo Gago, presidente del Club Rotario de Panamá, impulsor del proyecto.

Hay todo tipo de motivos, desde imágenes de naturaleza muerta hasta evocaciones a Salvador Dali y referencias el Barcelona de Messi.

La subasta comenzará con un precio base de 1.000 dólares por guardapolvo, aunque los organizadores creen que la recaudación será superior a los 24.000 dólares en total. “Va haber unas batas muy peleadas” y por eso “van a subirse mucho” de precio, indica Gago.

“Estas batas son un pedazo de tela cargado de humanidad”, comenta a la AFP el pintor y escultor, Eduardo Navarro. “La pandemia nos ha hecho ver la vida con otros ojos”, opina Navarro, quien debido a la cuarentena se ha visto obligado a pintar incluso con papel de excusado o botellas vacías.

A Navarro le tocó pintar la bata del infectólogo, Xavier Sáez-Llorens, quien aseguró: “Lo que más me llamó la atención fueron los colores del Barça porque soy muy fanático”, afirma Sáez-Llorens en referencia al cuello de su bata pintado de blaugrana.

La iniciativa artística es una nota de optimismo, pero Saéz-Llorens sabe que aún queda una larga batalla por delante. “Ningún país puede declarar que ha vencido la pandemia”, advierte.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1