Cómo se jugará el torneo de fútbol después de la pandemia: los tres borradores que se manejan


Mientras el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) es la zona más afectada del país y la cuarentena se endureció, en el resto de los distritos la actividad deportiva no está prohibida. Así y todo, la AFA no quiere “ventaja deportiva” entre unos y otros. Claudio Tapia​ advirtió que todos los planteles, de la Primera División a la D y al Federal A, recién podrán trabajar en los campos de juego cuando todo el territorio esté en “fase 4”. Así y todo, los dirigentes ya tienen tres proyectos de torneo en carpeta para cuando la actividad se pueda reanudar.

Los borradores están en las manos de quienes conducen la Liga Profesional de Fútbol (LPF) que encabeza Marcelo Tinelli. “Habrá fútbol en 2020, de eso no hay ninguna duda”, dicen en el entorno del presidente de San Lorenzo, quien por ahora no se manifiesta públicamente. No obstante, según pudo averiguar Clarín, será un campeonato al estilo Mundial o Copa Libertadores, con grupos y sistema de playoffs.

Mirá también

Si la pelota vuelve a rodar en septiembre, tal cual es el pronóstico más optimista, se establecerán 4 zonas de 6 equipos cada una. Las cabezas de serie serán Boca, River, Vélez y Racing. La decisión no es antojadiza: se trata de los clubes ubicados en los primeros cuatro lugares de la tabla de la Superliga 2019/2020 que ganó el equipo de Miguel Angel Russo. Curiosamente, no se utilizó el mismo criterio para repartir los cupos de los torneos internacionales cuando la AFA decidió terminar con la temporada. Entonces, se contabilizó la primera fecha de la Copa de la Superliga, interrumpida abruptamente por la pandemia.

En este formato en el que los 24 equipos de Primera División estarán divididos en un póquer de grupos, habrá posibilidades de jugar un ida y vuelta, lo que garantizará 10 partidos para cada club. Los primeros de cada zona jugarán las semifinales y los ganadores, la final.

El premio gordo es un pase a la Copa Libertadores, ni más ni menos. Se trata de la plaza que entregaba la Copa de la Superliga.

Este formato, previsto para el final del invierno, es el ideal. ¿Y qué sucederá si no se aplana la curva de contagios y todo se demora? Entonces, hay dos opciones.

El plan B es armar un torneo de 6 zonas de 4 y el plan C, 3 zonas de 8. Todas serían a un partido. Y después, eliminación directa.

Mirá también

Hay otros dos certámenes que deben definirse en la última parte del año: la Copa Argentina y la Supercopa Argentina, el duelo que tendrá al campeón de la Superliga 2018/2019 (Racing) contra el ganador de la Copa Argentina 2019 (River). La idea es que el clásico más antiguo del fútbol nacional sea el primer partido post cuarentena. No parece sencillo, teniendo en cuenta que hay un título en juego. Ni Marcelo Gallardo ni Sebastián Beccacece quieren exponerse de entrada.

“La Copa Argentina se puede disputar en tres meses”, le confiaron a Clarín desde la empresa organizadora, que quiere que se juegue sí o sí. Hubo una gran inversión y la pantalla espera su contraprestación.

¿Y qué sucederá con el Ascenso? Aunque desde la AFA insisten con la premisa de que “los partidos se definen en la cancha”, todo está supeditado a la definición del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) sobre el reclamo de San Martín. En el caso de favorecer a los tucumanos, no sólo afectará a la Primera Nacional: también habrá movimientos en el resto de las categorías. Y mucho ruido.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *