Cómo está Roland Garros hoy, cuando debería jugarse el torneo: postales de un silencio inusual



En un día de sol radiante y cielo azul, las canchas situadas en un arbolado distrito del oeste de París​ lucen desiertas debido a la pandemia de coronavirus.

“Este es el momento del año reservado para Roland Garros​, en el que está la fiebre del tenis. Tenía ganas de ver un tenis de calidad y poder salir”, reconoce Hector Snowman, un aficionado de 34 años que presenció el torneo en 2019.

“Ves a las estrellas caminando… Es como un privilegio estar ahí. Todo el mundo quiere que a un jugador francés le vaya bien y tienes a tu favorito como (Roger) Federer​”, agrega. No podrá hacerlo este año, así como varios otros miles de fanáticos del Grand Slam parisino, que debió haber comenzado este domingo.

Una vista de la cancha central y el predio de Roland Garros. (Foto: AP)

La cancha Philippe Chatrier, donde 15.000 espectadores aplaudieron a Rafael Nadal ​al estirar a 12 su récord de títulos del torneo en junio pasado, no hubiera necesitado poner a funcionar el nuevo techo que debe estrenarse este año en caso de lluvia.

A inicios de febrero, la Federación Francesa de Tenis (FFT) infló el pecho con orgullo al difundir un video para anunciar que el techo estaba listo. Unas semanas después, el país se encerraba en sus casas. El fútbol, el rugby, el tenis… todo el deporte se paralizó.

Una imagen que no se repetirá: el court central del Grand Slam francés completamente a cielo abierto. (Foto: AP)

Si el Abierto de Francia arranca el 20 de septiembre, como está previsto, se tendrá que jugar sin público presente en las 17 canchas por motivos sanitarios. Por sus estrechas dimensiones, el distanciamiento social en Roland Garros es imposible.

Mirá también

Ello implica que no podrá haber 10.000 aficionados para ver a los cracks en la cancha Suzanne Lenglen, la segunda más grande del complejo, en las primeras rondas, y los organizadores no podrán batir el récord de 520.000 espectadores que acudieron al torneo el año pasado.

En un día normal, miles de personas se apretujan en las calles adyacentes para pasar los controles de seguridad e ingresar por las entradas en la Porte d’Auteuil o la avenida Gordon Bennett.

La circulación de gente en los accesos de Roland Garros en 2015, algo impensado en estos tiempos de coronavirus. (Foto: AP)

Ahora, habrá que esperar en principio hasta septiembre, pero nada está garantizado en estos tiempos y en la FFT trabajan en todos los escenarios posibles: desde anular pura y simplemente el torneo a celebrarlo sin público, o la más improbable de que, para entonces, el torneo pueda tener lugar con normalidad.

Ya en esa etapa del año el techo de la central, que fue testeado en los últimos días y pasó las pruebas con éxito, cobrará más sentido, porque las lluvias pueden ser más habituales.

Mirá también

Toda la remodelación, que incluyó también la renovación de todas las instalaciones, estuvo bloqueada durante años por la oposición de los vecinos del barrio. No les gustaba que Roland Garros se agrandara a costa de un parque adyacente que alberga unos centenarios invernaderos, lo que les llevó a iniciar una batalla jurídica que solo se desbloqueó cuando el torneo renunció a buena parte de sus ambiciones.

También están listas las otras canchas, algunas de ellas con iluminación artificial para alargar las jornadas y poder acelerar el cuadro si la lluvia se muestra caprichosa en otoño.

En definitiva, en las horas en que Roland Garros debía haber abierto sus puertas, los obreros se suceden en el lugar para dar los últimos toques a la renovación, que quedó también frenada por la aparición de la pandemia.

Puertas cerradas. Así luce hoy el complejo de Roland Garros. (Foto: EFE)

El número de efectivos que estuvieron trabajando tuvo que ser reducido, una medida de seguridad que también influyó en que los organizadores anunciaran el pasado 17 de marzo el retraso de la edición.

Lo hicieron el mismo día en el que el Gobierno decretó el confinamiento de la población y reconocen que fue una medida prudente, porque no habría dado tiempo a estar listos para la fecha inicialmente marcada aunque la epidemia hubiera remitido más rápido de lo previsto.

Así estaban los trabajos en febrero de este año. Roland Garros fue el último de los cuatro torneos más importantes del tenis mundial en incorporar un techo a su estadio principal. (Foto: AP)

Otra decisión fue retrasar la ceremonia de inauguración oficial del techo retráctil a mayo de 2021, cuando se espera que el público sea bienvenido y pueda hacerse una auténtica fiesta.

Hasta entonces, Roland Garros sigue en cuarentena, aunque algunos tenistas franceses usan sus canchas para empezar a entrenarse, después de que el pasado 11 de mayo el Gobierno pusiera fin al confinamiento y autorizara la práctica deportiva con medidas de seguridad.

Con información de AP y EFE.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1