Clases por YouTube, cajas colectivas y platos para pedir y cocinar: cómo será la feria Masticar online este fin de semana



En marzo, cuando la pandemia de coronavirus recién estaba arrancando en Argentina, la feria Masticar suspendió su edición prevista para abril. Los meses siguieron, y el escenario no cambió. Pero los cocineros y empresarios gastronómicos nucleados en la organizadora ACELGA decidieron impulsar la edición 2020 de la feria. En “formato distanciamiento”, pero recuperando los ejes centrales de Masticar de manera virtual con dos novedades: la venta online de cajas colectivas de productores y la fusión de Masticar con el ciclo MESA de Estación.

“Conexión Masticar”, el nombre que tendrá este año, se hará dos días: sábado 3 y domingo 4 de octubre. Lógicamente, no se podrá replicar uno de los grandes éxitos de cada edición, los puestos que el público podía recorrer probando platos de los chefs más reconocidos del país a precios promocionales. Lo que sí se adaptará, de manera digital, son las clases de cocina y los talleres de oficios en los que productores y chefs hablaban de distintos productos.

Los contenidos, que incluirán desde recetas hasta cápsulas breves, se podrán ver en YouTube y en las redes sociales de Masticar: www.youtube.com/c/FeriaMasticarok, @feriamasticar en Instagram y Twitter, y en el Facebook Feria Masticar. Algunas clases serán grabadas y otras en vivo, pero todas quedarán subidas a YouTube como ya lo están los videos de Caja de Herramientas, una serie de charlas apuntadas a gastronómicos que se dieron en la previa de Conexión Masticar.

Entre otros temas, se enseñará cómo se enfría el arroz en la heladera, de qué manera limpiar el bolsón de verduras o la forma de preparar un kimchi coreano. También, por ejemplo, un productor hortícola mostrará el proceso de producción desde la semilla a la planta y un enólogo recorrerá un viñedo. 

La agenda completa está en la página www.conexionmasticar.com.ar, a la que hay que registrarse para ingresar. “Prometemos que no vamos a mandar mails”, dijo Narda Lepes en la presentación de Conexión Masticar, y explicó que esa inscripción es solamente para llevar un registro de cuántos de los integrantes del público trabajan en gastronomía, para expandir también las posibilidades de red que siempre significó la feria, un gran espacio de networking gourmet.

El chef Roberto Petersen es otra de las habituales caras visibles de Masticar y también de Conexión Masticar. Comenta que la inscripción, que se abrió esta semana, ya está funcionando muy bien. “Cuando me preguntan cuál sería el éxito de esta Masticar, es que se mueva mucho en las redes y pase mucha gente por la página y que esté contenta. La gastronomía está muy golpeada y podría ser una contradicción que parezca que está todo bien, porque no está todo bien. Pero todos le pusimos alegría para hacerla y no dar por perdido este 2020”.

Petersen destaca la posibilidad de, como su nombre lo indica, conexión que tiene esta Masticar virtual. Y, también, la federalización de que participen productores, restaurantes y público de todo el país.

El Mercado, en modo e-commerce

Los impulsores de Masticar siempre aseguraron que el Mercado es el corazón de la feria. El lugar donde grandes y pequeños productores llegan para difundir sus productos, algunos de ellos no disponibles habitualmente en Capital.

Se armaron 30 cajas colectivas con productos de distintas regiones, con la idea de que familias o amigos —no sólo de Buenos Aires, sino de todo el país— se asocien y compren una caja con los mismos alimentos y bebidas que se vendían en el Mercado y puedan repartirlos. Lo que hace Masticar, en este caso, es sólo aportar la organización para reducir costos de logística: la compra es directa al productor.

Las cajas están organizadas por productos o por regiones. Por ejemplo, la de picada artesanal trae variedad de quesos y embutidos, mostaza, pan de campo y miel, y cuesta $ 3.400. La de risotto viene con 2 packs de arroz carnaroli de 750 gramos y seis trozos de distintas variedades de quesos, y cuesta $ 2.999. La de conserva de tomates y aceitunas, 3 botellas de tomate triturado mendocino de 950 gramos y tres frascos de aceitunas de 500 gramos, a $ 2.300. La de azúcar mascabo, seis paquetes de medio kilo a $ 720. Y la marplatense, trae 24 alfajores, 8 latas de atún, 4 de sardinas y 3 de calamar, a $ 3.900.

MESA ​en casa

Uno de los ciclos emblemáticos de ACELGA fue MESA de Estación, una propuesta que asocia a restaurantes, cada estación, en torno a cuatro productos emblemáticos de esa temporada.

En el marco de Masticar, MESA se relanza con una doble propuesta. Por un lado, que los restaurantes participantes —son más de 70 en todo el país— propongan un plato con algunos de los productos elegidos para esta edición: frutillas, arvejas, cebada y queso de cabra. Ese plato se podrá comprar el 3 y 4 de octubre por delivery, take away o en el restaurante, según la situación en cada provincia y el esquema de negocio que esté instrumentando el emprendimiento. En muchos casos ya toman reservas.

Pero también se podrá preparar en casa, siguiendo la receta de sus chefs. En la página de Conexión Masticar están ya disponibles la mayoría de ellas, el resto se irán cargando en estos días y quedarán para la consulta como una base de datos.

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1