Christian Petersen, el chef que prepara milanesas y hace el delivery en persona



Llegó el delivery. Graciela abre la puerta de su casa y exclama: “¡No puedo creerlo! ¡Te veo siempre en la tele y me encantás!”. Es que el repartidor es nada menos que Christian Petersen, jurado de El Gran Premio de la Cocina (El Trece), conductor de programas en El Gourmet y dueño de diversos emprendimientos gastronómicos.

Graciela Bardini (58) vive en San Isidro y es una de las clientas que tuvo la suerte de abrir la puerta y encontrarse con el famoso chef, que en bicicleta reparte algunos pedidos de P__MILAS, su nueva línea de milanesas premium congeladas. “Decidí probarlas, pero jamás me imaginé que vinieran con esta maravillosa sorpresa”, cuenta Graciela, aún sonrojada .

Petersen se encarga de entregar en persona diez pedidos por semana. “Elijo algunos en zona norte y los llevo yo en mi bicicleta”, explica a Clarín el cocinero y empresario que tuvo que reinventar sus negocios en marzo, cuando la pandemia de coronavirus frenó la mayoría de sus actividades.

Christian Petersen y sus milanesas premium congeladas, que reparte a domicilio. Foto: Fernando de la Orden

Está acostumbrado a pedalear varios kilómetros por día. A veces atraviesa toda la ciudad, desde su casa en San Isidro hasta el canal (El Trece está en Constitución), así que no fue difícil incorporar el reparto a su rutina. No está solo en esta tarea, su hermano menor, Lucas -el del medio es Roberto, también conocido chef- lo ayuda. “Él tarda mucho más porque con cada cliente se queda charlando horas. No sé si me conviene ese repartidor”, suelta en broma.

“La gente tiene buena onda y me recibe con mucho cariño. A veces me da un poco de vergüenza que me vean y dejo el pedido en la puerta. Otras me ven por el portero visor y cuando descubren que soy yo bajan a saludarme”, cuenta. “Una vez una clienta me retó porque no le avisé que iba y no pudo peinarse”, explica recuerda entre risas.

Arranca su jornada a las 8 y no para. Su primer actividad del día es hacer yoga o boxeo porque lo ayuda “a descargar tensiones”. “Después, hasta las 12, atajo penales”, dice, refiriéndose a resolver problemas de sus múltiples emprendimientos, a saber: varios restaurantes, una empresa de catering, la concesión de varios comedores de empresas y ahora, P_MILAS. Sofía Zelaschi (25), su novia y también cocinera, ex participante de El Gran Premio de la Cocina, trabaja con él (“Me empuja en todo lo que hago”, remarca), al igual que su hijo mayor, Hans. Después del almuerzo graba el reality gastronómico conducido por Carina Zampini y Juan Marconi.

Christian Petersen repartiendo sus milanesas. Foto: Fernando de la Orden

Las milanesas estilo Petersen

“Yo ya venía estudiando todo el proceso de la carne madurada para hacer milanesas premium a domicilio. Le pedí a mi hermano Roberto que me ayudara contándome su experiencia con un producto congelado como Pizza Zen y armé un gran equipo con mi hermano Lucas, mi hijo, mi mejor amigo y mis socios en los comedores que me dan una mano. Todos nos reinventamos, todos salimos un día a repartir, todos buscamos clientes y gracias a las redes nos va muy bien”, sostiene orgulloso.

Las opciones para pedir son tres: las finitas de peceto (2 kilos, $ 1.700), las gruesas de bife angosto (2 kilos por $.1900) y las supremas de pollo (2 kilos a $ 1.250). Todas de carne de exportación, madurada durante 22 días y hechas con huevos libres de granja, pan rallado especial que preparan ellos con una mezcla de panko y focaccia caseros. Hasta las hierbas para condimentarlas son elaboradas especialmente en el campo que tiene Christian en San Pedro. “Ideales para cuando no tenés ganas de cocinar, las sacás del freezer y te salvan”, promociona el chef.

Premium, pero no aptas para ansiosos. Un pedido tarda 15 días para los vecinos de CABA y una semana para los de zona norte. Pese a esta demora, ya llevan vendidos más de 10 mil kilos de milanesas congeladas. Y si bien este proyecto nació como un salvavidas por la cuarentena, las “milas” parecen tener un futuro prometedor. “Estamos en proceso de jerarquizar el producto armando la fábrica para las milanesas en Palermo. Tenemos un productos 8 puntos y queremos llegar a 9”, proyecta.

Petersen y sus milanesas: de su cocina hasta la puerta del cliente.

La pandemia sorprendió a Christian y Roberto Petersen con una parrilla recién inaugurada, “Hermanos”, en el boulevard Dardo Rocha, frente al hipódromo de San Isidro. Antes de que se decretara la cuarentena, el 18 de febrero, y con solo un mes abierta, decidieron cerrar para preservarse y preservar a los clientes. “Podemos decir que fue un éxito. Se llenó el primer mes, teníamos lista de espera y hasta nos hicimos lío con las reservas”, cuenta Christian.

Como le pasó a muchos otros cocineros y empresarios del sector, la pandemia le hizo entender que tenía que armar algo nuevo y así lo hizo. La respuesta de la gente es positiva, pero resalta que también él sufre la crisis: “Doy una imagen que me está yendo bárbaro pero hay una parte que no se conoce mucho y que se transformó en un problema. Tengo 150 personas que laburan conmigo que no la están pasando bien, que están con sueldos bajos, gente que todavía no reincorporé o proveedores a los que se les cortó la cadena de pagos. La parte de eventos en la que trabajábamos haciendo catering está parada, la mayoría se reprogramó y se pasó para el 2021”, detalla.

En la medida que pudo, trató de que sus empleados no se quedaran sin trabajo. A algunos logró incorporarlos a la producción del programa de El Trece y a otros en los comedores de empresas que siguen funcionando. “Desde el primer momento puse el foco en no parar las cocinas. No me parecía que debiésemos seguir abiertos pero sí reinventarnos”, considera. Y mira el futuro esperanzado: “De ahora en más todos seremos más emprendedores, trabajaremos más que nunca en equipo, seremos productores de nosotros mismos y con mucho compromiso. Esto es un nuevo comienzo”.

CE

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1