Cerró el restaurante Pippo, un clásico porteño que no pudo superar la pandemia



Otro clásico de la gastronomía porteña no logró sobrevivir a la pandemia de coronovirus. Este martes se conoció que el restaurante Pippo, famoso por sus pastas -en especial, los vermicellis con pesto y tuco- cerró y 25 empleados quedaron sin trabajo.

El local de Montevideo 341 alimentó a generaciones y generaciones, y a muchísimas personalidades del mundo del espectáculo que pasaban por aquellas mesas luego de sus funciones en los teatros de la avenida Corrientes. Tato Bores, Alberto Olmedo y Jorge Porcel, fueron algunos de los habitués.

Pippo fue fundado en 1937 y su primera ubicación fue en la calle Sarmiento, entre Montevideo y Rodríguez Peña. En 1941 se mudó a Montevideo 341, donde permaneció hasta esta semana.

Durante la cuarentena, intentó sobrevivir con delivery y take away. Pero tras varios meses con las mesas vacías, cerró en forma definitiva.

Noticia en desarrollo

Mirá también

NS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2