Cerró el emblemático restaurante Ama Gozua, parada obligada en el viaje entre Capital y Mar del Plata



El parador restaurante Ama Gozua, un clásico del tramo de la Ruta 2 entre Capital Federal y Mar del Plata, cerró debido a la pandemia del coronavirus, luego de más de 50 años de actividad, según anunciaron sus propios dueños en las redes sociales.

El lugar, parada obligada de muchos para poder almorzar en el viaje desde o hacia “La Feliz”, estaba ubicado en el kilómetro 274 de la Autovía 2, a la altura de Maipú, una de las localidades que atraviesa la ruta. Por el lugar, con más de medio siglo de historia, pasaron muchas celebridades.

Tal como informa el diario La Capital, de Mar del Plata, la pandemia fue el empujón final para que el restaurante familiar, con fachada similar a las de viejos almacenes, tuviera que cerrar sus puertas. 

“La especialidad de la casa eran los lomitos de cerdo y el chorizo o morcilla con papas fritas a caballo. Los embutidos se elaboraban en el lugar y también podrían comprarse para cocinar en los hogares. Los ravioles caseros y el flan eran otras de las opciones distinguidas”, recuerda la publicación.

Chorizo, morcilla, lomitos de cerdo, papas fritas y huevo frito, el plato de la casa en Ama Gozua.

La pandemia, el posterior aislamiento obligatorio y la prohibición de trasladarse a diferentes ciudades hicieron que el lugar, ubicado en la misma esquina desde 1968, dijera ‘basta’, ya que se sostenía con la gran cantidad de viajantes que utilizaban al restaurante como parada en medio del recorrido.

La publicación del cierre y la venta del mobiliario en la página de Instagram de Ama Gozua generó una gran repercusión en las redes sociales y despertó el recuerdo y la nostalgia de miles de viajeros. Los dueños habían intentado sostener la empresa familiar con el delivery y la venta de productos chacinados, pero finalmente no alcanzó.

“La decisión de cerrar sus puertas se venía evaluando hace varias semanas hasta el sábado que fue cuando decidieron publicar en las redes la venta del mobiliario para poder afrontar parte de las deudas”, asegura La Capital.

Ama Gozua, que en idioma vasco significa “mamá dulce”, fue un emprendimiento familiar, llevado adelante por Manuel Ercoreca, un vasco que llegó a la Argentina en 1900. El restaurante, de uno de sus hijos, fue el primer paso y el éxito en la fabricación de chacinados le dio el impulso para consolidarse.

Mirá también Mirá también

AFG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2