Bajar el dólar, descomprimir vencimientos y moderar la emisión: objetivos de los nuevos bonos de Guzmán



El Gobierno avanza con su plan de intentar calmar las expectativas de devaluación que se contagian en el mercado y, con ese objetivo, ofrece este martes una megalicitación de deuda que incluye un bono atado a la evolución del dólar oficial.

La intención de incluir este instrumento, dentro de un menú más clásico de títulos que ajustan por inflación o por tasa de interés que también se licitan este martes, está orientado a los ahorristas e inversores que piensan que sus ahorros podrían perder valor ante un salto devaluatorio.

Pero además de sacar presión cambiaria sobre el contado con liquidación, que el lunes si bien arrancó al alza tras intervenciones oficiales admitidas por Alberto Fernández terminó con una baja de un 2,2% en $ 165, el Gobierno busca enviar una señal a los mercados: que se busca reducir la asistencia financiera desde el Banco Central luego de la fuerte emisión monetaria que se hizo en los meses previos para financiar las medidas para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus.

En lo que resta del año, quedan vencimientos de deuda en pesos con el sector privado por $ 525.000 millones, calcula Juan Ignacio Paolicchi, de EcoGo. Esto incluye unos $ 97.000 millones que expiran esta semana de algunas letras emitidas meses atrás.

A comienzos de octubre, el Gobierno debutó con el primer bono atado al dólar: con ese instrumento logró captar recursos por $ 136.000 millones. Este total, estima Paolicchi, sirvió para cubrir un 80% del total de vencimientos de octubre.

De esta manera, lo que se consiga con el “dollar linked” de este martes, además de los títulos CER y Badlar que también se licitan, se podrá cubrir parte de la deuda en pesos que expira en noviembre, que es el mes con vencimientos más abultados de los últimos dos que quedan del año: en total se deben pagar unos $ 263.000 millones.

La semana pasada Martín Guzmán adelantó que estaban revisando las estimaciones de financiamiento para el año próximo que habían incluido en el Presupuesto 2021.

Lo previsto en el proyecto oficial, que este miércoles tendría aprobación en Diputados para empezar a tratarse en el Senado, es que un 40% se cubra con deuda pública y un 60% con emisión del BCRA, porcentajes que se buscan ahora revertir, aunque sea de manera parcial.

Además de mayor deuda pública en pesos, también se buscarán algunas líneas con organismos internacionales para financiar el gasto de capital. La posibilidad de conseguir estos créditos son con instituciones por fuera de lo que se negocia con el Fondo Monetario Internacional.

Cómo es el bono dollar-linked

En la licitación de este martes se ofrece un bono atado al dólar con vencimiento en abril de 2022 que se suscribe en pesos pero que se actualiza según sea la evolución durante estos 18 meses en el tipo de cambio oficial.

En el llamado a licitación se anunció que el monto que busca el Gobierno es, con el título vinculado al dólar, unos US$ 1.000 millones ampliables, en caso de que haya demanda. A este se suman los otros cuatro instrumentos con los que buscan hacerse de $ 60.000 millones.

Como es un título que vence el 29 de abril de 2022, las elecciones legislativas del año próximo quedarán en el medio de la vida de este bono. Pagará una tasa de interés de entre cero y 0,20% que surgirá de la licitación de este martes. Los intereses se pagarán en abril y octubre de 2021, y en abril de 2022.

Tras declaraciones del lunes de Alberto Fernández, en las que aseguró una vez más que no habrá una devaluación, el Presidente admitió este martes que hubo intervenciones en el mercado de bonos que se utiliza para hacerse de dólares conocido como contado con liquidación (CCL).

“Intervenimos sobre el CCL para que entiendan que no pueden hacer lo que quieren. Si hay que volver a intervenir lo vamos a hacer”, admitió en una entrevista con Radio 10.

“No vamos a dejar que hagan lo que quieran y esperamos que lo hayan entendido, no es posible que actúen como actúan. Como dijo Cristina, muchos ven al dólar como una opción de ahorro y atesoramiento, pero necesitamos los dólares para producir, dar trabajo y exportar”, añadió.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *