Axel Kicillof y la economía en pandemia: “Hay que mantener el barco a flote”



Axel Kicillof habló sobre las dificultades económicas en medio de la pandemia del coronavirus y de la suba del dólar. El gobernador de la Provincia de Buenos Aires dijo que “hoy hay que mantener el barco a flote” y llamó a resistir las presiones devaluatorias. Además, acusó a Juntos por el Cambio de “virulencia premeditada” y pidió que Horacio Rodríguez Larreta tome distancia de Patricia Bullrich en la interna de Juntos por el Cambio.

Kicillof comparó la situación actual con la herencia del 2001. Aseguró que el legado del gobierno de Mauricio Macri es similar a aquella época, “ante un experimento neoliberal fallido, con secuelas de sobreendeudamiento, default, quiebre del aparato productivo y fuerte deterioro de las condiciones sociales”.

“Fue otro mazazo neoliberal, en el caso de Macri caracterizado por lo audaz, lo vertiginoso y por la absoluta impericia con la que se aplicaron las política”, dijo el ex ministro de Economía. Y calificó a la gestión macrista como “una época infame de la política”, continuó en una nota con C5N.

Sin embargo, sostuvo que la crisis de 2001 no es comparable a las dificultades creadas por el coronavirus: “No está escrito el manual de economía en pandemia. Es inútil aplicar recetas de otras etapas”.

Consultado por cuáles serían las medidas correctas en medio de las expectativas devaluatorias, dijo que ahora se trata de “mantener el barco a flote”.

“Estamos en un momento crítico. Es un temblor, más una tormenta, más una erupción volcánica. En medio de eso vos le preguntás al que está con el timón ‘che, cuál es el camino perfecto’… Hay que mantener el barco a flote. Eso quiere decir mantener a nuestra sociedad, sobre todo a los más vulnerables. Sostener, sostener y sostener”, describió Kicillof, que dijo que “las tensiones cambiarias” es el síntoma habitual de las “complejidades de la economía” en la Argentina.

Y profundizó: “No escuché a nadie, con el superávit fiscal que tenemos, hablar de la necesidad de una fuerte devaluación. Y sin embargo hay un sector, un coro, implorando o tratando de imponer como sentido común que hay que devaluar. El gobierno reacciona como debe ser, cuidando a los que más necesitan”.

El mandatario también llamó a resistir. “Hoy hay que resistir, no como gobierno o partido, sino como sociedad y pueblo. Ahí hay que estar al lado de quienes más lo necesitan, no de los intereses permanentes que ganan siempre en río revuelto”, expresó.

Acusaciones contra la oposición

En otro tramo de la entrevista, Kicillof acusó a sectores de la oposición de actuar con “virulencia premeditada”. Apuntó contra Patricia Bullrich y pidió que Rodríguez Larreta se distancie de la presidenta del PRO.

“Hay una virulencia que es absolutamente premeditada. Es una posición política de un sector, es la continuidad del tramo final de la campaña de Macri. Uno lo veía dando vueltas por el país, haciendo un road show, pero tenía la sospecha de que no estaba dedicándose mucho a gobernar. Hoy no solo confirmamos esa sospecha sino que vemos patente que su resultado fue de un grado de irresponsabilidad y de incumplimiento institucional enorme”, dijo el mandatario provincial.

Axel Kicillof destacó el diálogo con Horacio Rodríguez Larreta, pero le pidió que tome distancia de Patricia Bullrich.

“Ese sector de la oposición decidió seguir siendo muy violento. Negar al otro, ponerlo en el lado casi de infrahumano, poniendo una barrera infranqueable en la que te acusan de cosas horribles”, sostuvo el gobernador.

Sobre su vínculo con Larreta, dijo que estuvieron hablando en los últimos días por la extensión de la cuarentena. Remarcó que tienen notables diferencias políticas, pero que “se puede hablar” con el jefe de Gobierno porteño.

“Hemos podido hablar. No estamos de acuerdo en muchas cosas, pero llegamos a algunos acuerdos. Tuvimos que llegar, lo hicimos con madurez, desmintiendo todo el tiempo lo que trataban de generar. Se pudo trabajar”, dijo Kicillof.

Acto seguido, criticó la posición de Bullrich como líder del PRO y pidió un pronunciamiento público de Larreta para diferenciarse de ella.

“Hay un partido político, PRO, cuya presidenta es Bullrich. Si el presidente de mi partido dijera cosas con las que no acuerdo y que son casi críticas a lo que estoy haciendo, lo tendría que expresar públicamente”, sugirió Kicillof.

Y al respecto, siguió: “Distínganse entre ustedes. No es con ánimo chicanero ni para meterme en esa interna, que es clara. Pero sí digo que esas actitudes tan destructivas y violentas, los que no están de acuerdo dentro del partido deberían deslindarse. No romper el partido, pero sí decir no estoy de acuerdo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *