Aulas con 10 alumnos y hasta tres veces por semana, el plan para la vuelta a clases en la Provincia de Buenos Aires



Hasta un máximo de tres veces por semana, de a 10 alumnos por división, con máscaras de acetato para los docentes y en las regiones identificadas en Fase 4 y 5 del distanciamiento social. Así comenzará el sistema educativo de la Provincia a mover sus engranajes después de más de 210 días del cierre de las aulas que se resolvió como medida para prevenir contagios de coronavirus. Por ahora, el gobierno bonaerense tiene los criterios definidos, pero aún no está determinado la fecha de reanudación de la actividad, según confirmaron fuentes oficiales.

Tampoco habrá cambios en las jurisdicciones que están en el AMBA, donde se concentra más del 45% de la población de Buenos Aires. Es decir, los distritos incluidos en la Fase 3 (son 45, según el último informe de la Jefatura de Gabinete), permanecerán con las aulas cerradas, como ocurre desde la segunda semana de marzo de este año.

En 16 municipios que atraviesan la “nueva normalidad” y los 74 de la Fase 4, la dirección de Escuelas prepara un diagrama que prevé habilitar espacios “sanitarios seguros” en los edificios escolares para convocar a los estudiantes que perdieron vinculación con los docentes en la cuarentena. Y además, establecerán la reapertura de salones para que los adolescentes del sexto año de primaria y el último ciclo de secundaria puedan retomar tareas académicas hasta un máximo de tres veces por semana.

Agustina Vila, diirectora de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires. El plan de vuelta a clases contempla a los distritos que están en las fases 4 y 5 del ASPO.

Así está contemplado en un protocolo que Axel Kicillof presentó a las autoridades nacionales hace una semana. Según esas pautas –que incluye seis carpetas con anexos- cada escuela deberá determinar quiénes son los alumnos que perdieron la continuidad pedagógica.

Todo el “operativo retorno” se hará “bajo estrictas normas de higiene, con tapabocas obligatorio tanto en docentes como alumnos, respetando la distancia social”, de acuerdo con lo que trascendió en La Plata.

Los maestros y profesores serán provistos además, de máscara de acetato. Se establecerá un distanciamiento social de 1,5 metros dentro y fuera de las aulas. El programa de “revinculaciòn presencial” contempla que será obligatorio el lavado de manos como máximo cada 90 minutos y los cursos serán subdivididos en grupos de hasta 10 estudiantes (por eso las clases son 1 o 3 veces por semana según los cursos).

El nuevo formato prevé clases de 90 minutos y la presentación de una declaración jurada (firmada por responsables mayores en caso de estudiantes) y permiso de la app Cuidar en el caso de docentes.

Tres de Febrero hizo una prueba piloto para elevar una propuesta de vuelta a clases de los sextos años de cada curso. Por ahora no habrá regreso a clases en el Conurbano.

Hace 10 días, la directora de Escuelas, Agustina Vila reconoció que hay “entre 55 mil y 74 mil” chicos y chicas que perdieron el contacto virtual con los educadores en algún tramo de la cuarentena. Eso es en todo el territorio.

Esta semana se conoció un relevamiento de la municipalidad de La Plata que marca indicadores aún más dramáticos: el 40% de los alumnos del sexto año de la secundaria abandonaron la escuela en estos ocho meses. El estudio se hizo sobre 750 niños, niñas y adolescentes de barrios vulnerables de la capital provincial.

La capital bonaerense, como las ciudades del Gran Buenos Aires, no tendrían chances de retomar actividades educativas. Tampoco Mar del Plata, Bahía Blanca y Tandil, que esta semana estaban en fase 3. De acuerdo con el nuevo esquema planteado en el Consejo Federal de Educación, en el “semáforo epidemiológico” se ubicarían en la categoría de “alto riesgo”.

El intendete julio Garro (en la foto, con el gobernador Axel Kicillof y el ministro Daniel Gollán) envió una nota para poder a disposición “recursos logísticos e instalaciones” que la vuelta al contacto con la escuela en La Plata. Foto: Mauricio Nievas

No obstante, el intendente platense, Julio Garro, mandó una nota a Escuelas para poner a disposición “recursos logísticos e instalaciones” que la vuelta al contacto con la escuela y evitar “un daño irreparable” entre aquellos que resultaron más perjudicados por las condiciones que impuso la pandemia.

Pretende -igual que otros alcaldes del Conurbano- alguna variante de restitución del vínculo con los institutos. En espacios abiertos, plazas, parques. Para tareas de educación física o recreativas. Apuntan a los que están a punto de terminar los ciclos. Esperan respuestas oficiales.​

Otro frente que deberá resolver la Provincia es la postura rígida de los gremios de docentes estatales que hasta ahora rechazan el regreso de los trabajadores a los establecimientos. Roberto Baradel, secretario de Suteba, reiteró esta semana que considera “irresponsable” el posible regreso a las aulas en el pico de la pandemia y calificó como “marketing político”, las posturas de los intendentes de la oposición que lo piden.

En la misma línea se pronunció Mirta Petrocini, presidente de la-FEB-. Ambos coinciden en que no están los edificios en condiciones y que se pondría en riesgo la salud de los educadores y alumnos.

La Plata. Corresponsalía.

Mirá también

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1