Arrancó en Rusia el referéndum para mantener a Vladimir Putin en el poder hasta el 2036



Los rusos empezaron a votar este jueves en el referéndum destinado a sancionar la reforma constitucional que permitirá al presidente, Vladimir Putin,​ permanecer en el poder hasta 2036.

La votación durará hasta la fecha oficial de la “consulta popular” establecida el 1 de julio.

Mirá también

Es decir que los rusos comenzaron este jueves a votar de manera anticipada. La razón: evitar aglomeraciones en los colegios electorales en momentos en que la pandemia de covid-19 se extiende en el país.

Las autoridades han puesto a disposición de los 110 millones de electores repartidos en 11 husos horarios mascarillas y gel desinfectante.

El referéndum estaba inicialmente previsto el 22 de abril pero fue pospuesto a causa de la covid-19. Esta primera reforma de la Constitución de 1993 fue promovida por Putin en enero, y adoptada rápidamente por el Parlamento.

Temor al fraude

En Moscú y la región de Nizhni Nóvgorod durante seis días se podrá ejercer el derecho a voto de forma electrónica. La decisión ha sido criticada por la oposición por considerar que favorece el fraude.

Rusia en la actualidad es el tercer país en el mundo por el número de los contagios de la COVID-19. Sólo es superada por Estados Unidos y Brasil. Por eso la votación de las enmiendas constitucionales cuando todavía no ha pasado la pandemia ha sido rechazada por la oposición. Algunos rusos han decidido acudir a los colegios electorales con la inscripción “Niet” (“No”) en la mascarilla. Otros líderes de la oposición han llamado a boicotear la votación.

Aunque las autoridades aseguran que el plebiscito se llevará a cabo entre estrictas medidas de seguridad para no poner en riesgo la salud de los votantes, desde la oposición se critica que por culpa de las restricciones por la pandemia no se ha podido hacer campaña.

La oposición, dividida sobre el referéndum sin acceso a la televisión y sin actos públicos debido al coronavirus, es en Internet donde se ve obligada a debatir.

“Estoy a favor de la participación en las elecciones, en el 99% de los casos. Pero este voto es totalmente ilegítimo, por lo que es imposible participar en él”, estimó el más famoso de los líderes opositores, el abogado y bloguero Alexei Navalny. “Luego están los riesgos relacionados con el coronavirus. En mi opinión, sería inmoral pedir a nuestros partidarios que voten en estas condiciones”.

Para quienes apoyan el boicot, participar en esta votación sería una forma de legitimarla. Y la única forma de presionar, para ellos, es hacer que la participación sea lo más baja posible.

Boicotear o votar en contra

Ex miembro del partido Yabloko, Maxime Katz cree por el contrario que hay que ir a las urnas y oponerse a los planes del presidente ruso. “Desde las elecciones de 2018, la popularidad de Putin ha caído en picada. Y en las calles toda la gente nos dice que quiere oponerse a la reforma. Hay tal descontento en la sociedad que la gente quiere votar en contra”, afirma.

Sea cual sea la estrategia adoptada por la oposición, la reforma constitucional deseada por Vladimir Putin tiene todas las posibilidades de ser aprobada el 1 de julio.

La reforma autoriza al presidente en ejercicio a permanecer en el Kremlin dos mandatos más hasta 2036. Entonces Putin tendría 84 años.

En una entrevista en la televisión hace unos días, Vladimir Putin mencionó por primera vez la posibilidad de volver a presentarse en 2024.

Por Xavier Colás y Daniel Vallot, corresponsales de RFI en Moscú y AFP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1