Anthony Hopkins, pintor en cuarentena: su arte tras 180 días de encierro



Anthony Hopkins es uno de los famosos de Hollywood que más respeta el aislamiento ante la pandemia del coronavirus. Y es que el actor que el 31 de diciembre cumplirá 83 sabe que es paciente de riesgo y prefiere resguardarse.

Hace unas semanas se supo que vendió su mansión de Malibú por 10,5 millones de dólares. La operación le llevó un tiempo, pero finalmente lo logró: el eterno Hannibal Lecter consiguió deshacerse de una mansión al borde del acantilado que soportó los incendios de 2018 y las lluvias torrenciales de 2019.

Tras siete meses de tira y afloja, finalmente pudo vender su refugio con vistas al Pacífico. La propiedad principal, de 380 metros cuadrados, fue construida en 1958 en lo que denominan estilo Cape Cod –lugar de veraneo de la élite en la Costa Este–. Fue ampliada y reformada varias veces para añadir una casa de huéspedes, piscina y cabaña adyacente.

Anthony Hopkins (Instagram)

Confinado desde hace 180 días para evitar contagiarse de coronavirus, escribió en su cuenta de Instagram (en la que tiene más de 2 millones de seguidores): “Y a lo mejor no estoy tan cuerdo”. Acompañó el mensaje de un video -que en Twitter acumula casi dos millones de reproducciones. Anthony pinta con furia. Pinceles y lienzos para calmar la ansiedad.

En otro posteo sumó un video de una de las esculturas que él pintó, un perro. “Admito que estoy loco. Tienes razón. Será mejor que hable con Niblo”.

Hace unos años Hopkins se transformó en artista plástico. Aunque no tiene una técnica definida y sus obras de arte son diferentes, mantiene firmes algunos detalles: mucho color y ojos expresivos. “La cara no es importante, son los ojos la parte más hechizante del alma”, opina. “Yo solo pinto. Descubro mientras pinto, no lo analizo, solo lo hago”.

Las pinturas de Anthony Hopkins.

“Es primitivo mi arte. Un arte infantil”, agregó. “Tiene que ser infantil, porque soy un niño”.

Muchas de sus pinturas originales y firmadas están a la venta al público y cuestan desde 5 mil dólares. Tiene una galería virtual en la que puede apreciarse su arte: anthonyhopkinsart.com.

“Cuando yo era niño mi padre me llevó a una iglesia y quedé asombrado por los vitrales. Cuando era niño veía los colores mil veces más brillantes, porque así es como los niños ven las cosas”, recordó.

Anthony Hopkins y su mascota (Instagram).

Otra de las actividades del hombre que protagonizó el filme Los dos Papas, por Netflix, es tocar el piano en el living de su mansión.

Sus fans aplauden que el actor se tome la situación con actitud y humor. Hace varias semanas se viralizó otro de sus vídeos en el que bailaba al ritmo de Drake y retaba a que Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone hicieran lo mismo.

Philip Anthony Hopkins (su nombre completo) está actualmente en pareja con Stella Arroyave. Tiene una hija, Abigail, de 52 años. Luego de encarnar (con el nivel al que nos tiene acostumbrados) al Papa Benedicto XVI, se espera que este año pueda regresar al cine, aunque para los adultos mayores la situación es complicada ante la pandemia: pese a los protocolos de seguridad en el set, los productores prefieren evitar los rodajes con pacientes en edad de riesgo.

Mirá también Mirá también

Mz

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2