Alberto Fernández: “No hay ningún conflicto con Uruguay ni con Lacalle Pou”



El presidente Alberto Fernández formó parte de una entrevista en la televisión uruguaya donde manifestó que “no hay ningún conflicto” con el país vecino ni con su par Luis Lacalle Pou. 

El jefe de Estado lo dijo en el marco de una charla en el programa “La letra chica” del canal TV Ciudad de Montevideo, a la cual fue invitado para sumarse al ex mandatario José “Pepe” Mujica, quien estuvo presente en el piso y había dicho públicamente a principios de mes que Lacalle Pou quiere “conversar” con Fernández, pero que el problema es que “no le dan pelota”.

“Necesitamos que enderece el barco en la Argentina. Necesitamos querernos más y juntarnos más”, pidió Mujica ante la presencia del mandatario nacional, quien luego tomó la palabra y habló de la relación bilateral.

“Ningún argentino puede estar mal con Uruguay. Ninguno puede darse semejante lujo. Yo tampoco me lo doy y además no tengo ningún motivo para estar mal con Uruguay”, señaló Fernández.

El diario El País de Uruguay había informado que el canciller Francisco Bustillo “ya estaba moviendo sus fichas” y que contactó a su par, Felipe Solá, para realizar una reunión bilateral entre ambos mandatarios.

“Pancho (Bustillo) es mi amigo. A la familia Lacalle la conozco, quiero y aunque con Luis tengo menos trato, tengo el afecto y el respeto que él merece”, indicó Fernández.

Reiteró que “no hay ningún conflicto entre Uruguay y Argentina ni entre Luis y yo” y sentenció que “esas son cosas que a veces los especuladores y los que hacen análisis políticos plantean, nada más”.

“A mi no me gusta ser hipócrita, no me sale. Como todos conocen mi admiración por Pepe y como tengo en el Frente Amplio muchos amigos, creen que eso se convierte en una diferencia con Luis Lacalle, pero no es tal cosa”, agregó el presidente argentino.

Y concluyó: “Luis es el Presidente que eligieron los uruguayos y tiene todo mi respeto y afecto y tenemos que trabajar lo más juntos que podamos”.

Alberto Fernández se sumó a una entrevista en la TV uruguaya junto a Pepe Mujica. Foto Captura

Los episodios ruidosos arrancaron con el cambio de color político en Uruguay y en Argentina. Fernández apoyó al candidato a presidente del Frente Amplio y después faltó a la asunción de Lacalle Pou el 1 de marzo.

Se justificó porque se le superponía con la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Pero pasado ese mediodía se mostró en una cancha de fútbol con su amigo y diputado Eduardo Valdés. Hay quienes sostienen que lo que no quería Fernández era tener una foto con el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

En el Mercosur, Con Lacalle Pou, Uruguay empezó a condenar al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y apoyó la elección ante el BID de Mauricio Claver Carone, junto a Brasil y Paraguay. Argentina, en cambio, encabezó la oposición al cubano americano, que asumió en el organismo el 1 de octubre.

Otra aspereza se dio cuando el gobierno argentino cuestionó los beneficios económicos y financieros que Lacalle Pou está dando a los argentinos para que se radiquen en su país. El canciller Solá opinó por ejemplo que “sólo se iban los ricos”.

Lacalle también se había diferenciado de Argentina con el manejo de la pandemia por el coronavirus al señalar que en su país pudieron controlar la situación gracias a la actitud de la población y no imponiendo sistemas restrictivos como una cuarentena obligatoria. “Yo no estaba dispuesto a obligar a los uruguayos a confinarse en un Estado policíaco”, sentenció.

Elogios a Mujica

En la charla televisiva, Fernández volvió a reiterar sus elogios al ex presidente uruguayo: “Ustedes tienen ahí a uno de los hombres más grandes que ha dado la política de Latinoamérica. Te necesitamos mucho, Pepe, y las nuevas generaciones no sabés cuánto te necesitan”.

También resaltó que a Mujica “lo he escuchado decir que lo mejor en la vida es andar ligero de equipaje, porque cuando uno tiene le empieza a dedicar tiempo, y cuando uno menos tiene, es feliz con menos”, y consideró que ese pensamiento es “una gran enseñanza ética y moral”.

El día después de que el emblemático ex presidente uruguayo dejara su banca en el Senado con una emotiva última sesión, Fernández le dedicó un mensaje en las redes sociales, en el que aseguró que “nunca” se irá y siempre estará “presente y sembrando futuro”.

Mujica, por su parte, había hecho en las últimas horas un duro diagnóstico de lo que cree que le pasa a la Argentina. “El problema es que están demasiado enfrentados. Se pelearon por el barbijo”, lanzó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *