Alario aportó un nuevo grito a la goleada de Leverkusen y volverá a jugar una final



No hubo equivalencias. Desde el primer segundo, Bayer Leverkusen sacó a relucir su chapa de candidato: puso primera y no levantó en ningún momento el pie del acelerador. Con un tanto de Lucas Alario (Diaby y Bellarabi marcaron los restantes), venció 3-0 a FC Saarbrücken en las semifinales de la Copa de Alemania y, de ese modo, se metió en la final. Allí el rival estará entre Bayern Munich, el gran candidato al título y último campeón, y Eintracht Frankfurt.

Desde su despedida de River en 2017, donde levantó cinco copas, que el Pipa no llegaba al encuentro decisivo de un torneo. El sábado 4 de julio será la fecha en la que pueda gritar campeón por primera vez en suelo alemán. Su equipo disputará la tercera definición de la Copa de Alemania de toda su historia (1993 y 2009, las anteriores) e intentará ganar el trofeo por segunda ocasión para quedar en la historia grande del club.

Mirá también

Para la alegría de Peter Bosz y también de Lionel Scaloni, Alario convirtió por segundo encuentro consecutivo. En esta ocasión, aprovechó un rebote que provocó un defensor luego de un centro desde la izquierda de Demirbay para agarrarla de volea y dejar sin chances al portero contrario.

El choque entre el defensor y el arquero que provocó el rebote que capturó Alario antes de marcar su gol. (Foto: EFE)

Por otro lado, el que pudo sumar unos minutos fue Exequiel Palacios​, quien no había jugado tras el parate por la pandemia y ahora ingresó a los 25 minutos del segundo tiempo.

El Leverkusen superó a su rival en todas las facetas del juego: manejó mejor y más tiempo la pelota, generó varias situaciones de peligro sobre el arco de Daniel Batz y, además, logró ser contundente en el área contraria.

Mirá también

La diferencia de tres categorías se vio reflejada en el marcador. Si bien FC Saarbrücken ya había dado la sorpresa al eliminar en el certamen a dos equipos de la Bundesliga ​(Colonia y Fortuna Düsseldorf), en esta ocasión poco pudo hacer.

Diaby abrió el marcador. (EFE)

Más allá de que el parate por el coronavirus lo favoreció en el torneo regional y le permitió conseguir el ascenso a la tercera división, la falta de ritmo de competencia fue otro factor que atentó contra las aspiraciones del humilde FC Saarbrücken​, equipo que se ubica cerca de la frontera con Francia. De hecho, no jugaba de manera oficial hace 94 días. Una diferencia que al más alto nivel se paga caro y su adversario hizo notar.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1