A los 40 años, Luis Scola comienza una nueva temporada en Italia y mira a lo lejos a Tokio 2020



Casi un cuarto de siglo después de su debut profesional, Luis Scola pondrá en marcha una nueva temporada en el básquet italiano. A los 40 años (los cumplió en abril) y desde las 13 -horario argentino- de este sábado, el capitán de la Selección dará el primer paso en Varese, cuando empiece a jugar por la Supercopa ante su ex equipo, Olimpia Milano.

El ala pivote seguramente será parte del quinteto inicial del conjunto que dirige Attilio Caja. Un club que, a diferencia de su rival, en el que militó en la última campaña, no apuntará a los títulos sino a hacer un buen papel y, sobre todo, mantenerse lejos de cualquier riesgo de descenso.

Pero antes de la Lega A estará la Supercopa, el torneo que históricamente jugaban los campeones de la Liga y la Copa Italia, que luego se amplió a cuatro equipos (se sumaron los subcampeones de ambos certámenes) y que de forma excepcional esta temporada, la número 50 del básquetbol italiano, disputarán 16 clubes.

La Supercopa tendrá ida y vuelta en esta fase de grupos y se extenderá hasta el 20 de septiembre. Los cuatro ganadores de cada zona se medirán dos días antes en la semifinal, que será en el marco de un Final Four a disputarse en Bologna.

Luis Scola, en uno de los partidos de entrenamiento de Varese. Foto Pallacanestro Varese

Scola y Varese son parte del Grupo A, que completan -además de Milano- Brescia y Cantú. Milano y Cantú ya se enfrentaron en el partido apertura del certamen, con triunfo por 101-71 para el ex equipo de Luifa.

El capitán de la Selección argentina llega a este club luego de haber elegido alejarse de Milano, dado que quería dosificar energías y consideraba que no podría hacerlo en ese equipo, al tener que jugar Euroliga entre semana.

Ahora podrá dedicarse de lleno a la puesta a punto física y sólo jugar los fines de semana con el objetivo -si se disputan, claro- de llegar en óptimas condiciones a los Juegos Olímpicos de Tokio, programados para 2021.

“Estoy en el lugar perfecto”, dijo en su presentación en el equipo quien volverá a llevar en Varese, como en casi toda su carrera, la camiseta número 4, aquella que no pudo utilizar por una extraña tradición que “eliminó” esa cifra de su club anterior.

Para la prensa local y para la institución, el de Scola se trata de uno de los fichajes más importantes en los últimos 20 años del equipo, que pese a su falta de protagonismo reciente es uno de los más grandes de Italia.

Varese brilló en las décadas del ’60 y ’70, cuando ganó 9 de sus 10 títulos y llegó a hilvanar diez finales de la Copa de Europa de forma consecutiva, de las cuales ganó cinco. Sin embargo, a partir de entonces sólo volvió a consagrarse en 1999 e incluso sufrió un descenso en 2008.

De la mano de Scola, quiere volver a destacarse y este sábado dará el primer paso en esa búsqueda.

Mirá también Mirá también

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2